MiFi

Uno de los puntos mas relevantes a resolver antes del viaje por Europa fue el tema de la conectividad. Por las características del recorrido y la propuesta, siempre estuvo claro que era importante poder contar con acceso regular a Internet durante el viaje, con el fin de publicar en Twitter, Instagram y Foursquare. No tanto para el blog, porque en general durante el día se toman notas y en la noche o durante un viaje de algunas horas se le da forma a la entrada. Más bien el tema eran las redes sociales y de información. Luego de consultar con las telcos argentinas y encontrar que el precio era demasiado caro, opté por comenzar a averiguar sobre otra propuesta: el Mobile Wifi, o MiFi. El sistema es simple: te venden paquetes por determinado tráfico de datos por precios muy razonables. Por ejemplo pueden cobrar de 3 a 6 euros por día por volúmenes de datos que van de los 50 a 100MB diarios. Eso no alcanza para navegar como lo hacemos habitualmente, pero es más que suficiente para Twitter e Instagram.

El sistema de contratación es bastante simple: se marca la cantidad de días que van a estar de viaje, se obtiene un precio en el simulador que tienen estas páginas, se paga con tarjeta de crédito y se envía el modem 3G al primer hotel donde se van a alojar. El último día de viaje despachan el módem por correo. Se abona además un seguro -depende la compañía, de 12 a 18 euros- que hay que sumar a la tarifa diaria.

Hay varias compañías que brindan estos servicios en varios países europeos. Entre ellos Tep; Droam; Xcom Global y TripButler, entre otros. Antes de viajar, lo que conviene es revisar que países cubre cada servicio, el volumen de datos diarios, y cuanto cobran por el excedente. Por ejemplo, no pude encontrar ninguna compañía que cubriera Turquía, así que algunos días no conté con acceso en los dispositivos móviles, salvo en el hotel.

En mi caso, alquilé el módem de TripButler. Lo recibí sin problemas en el hotel donde lo pedí, y lo activé muy rápido. Se pueden conectar hasta 5 dispositivos al módem, y sólo hay que configurar el acceso WiFi con la contraseña que se encuentra en la parte posterior del dispositivo. Conectado a Internet, la batería del módem aguanta unas 4 horas, así que la recomendación es llevar una batería portátil para recargarlo cada tanto.

En cuanto a la conectividad, el servicio de TripButler fue en general bueno. En ciertas zonas el 3G no funcionaba muy bien, en particular en espacios más alejados de las grandes ciudades, pero era algo de esperar. Eso sí, al menos un día no conté con conectividad de ningún tipo, a pesar que estuve en al menos 3 ciudades y 2 países diferentes bastante alejados entre sí. Pero lo más flojo viene por otro lado: las dificultades para controlar el consumo. Si bien la empresa te vende 50 megas por día de datos, en realidad lo que compramos es un paquete global. Si no manejamos bien el tema, podemos consumir todo el volumen de datos en pocos días. Por desgracia, TripButler eliminó sus aplicaciones para móviles, y su página Web funciona muy mal para la parte de consumo de datos. La única solución: enviar correos electrónicos al soporte técnico para que me dijeron cuantos megas de datos me quedaban disponibles. Método muy poco práctico, claro. Aunque, a favor de TripButler, debo decir que el soporte por lo general respondía bastante rápido.

Como alternativa de conexión a Internet fue de todos modos una experiencia bastante satisfactoria, y a un precio bastante razonable. Tuvo sus problemas, pero en general no impidieron el uso regular de Internet.

Si usaron otras compañías y quieren contar su experiencia, pueden hacerlo como siempre en los comentarios.

Anuncios