Blog de Viajes

El primer blog de viajes de Argentina, desde octubre de 2003

Blog de Viajes ECQ Tour: Estambul

Vista desde Torre Galata

Llegar a Estambul es simplemente ser zamarreado de los hombros y arrojado a un espacio donde colores, olores y sabores te mantienen despierto todo el tiempo. Como ciudad simplemente gana por nocaut, agotado de recorrer sus calles, mezquitas y bazares, y a la vez consciente que el tiempo te alcanza para muy poco. De las ciudades europeas que visité en este viaje, Estambul es por lejos la que más personas tenía en sus calles. Y si no se convencen, les recomiendo ir a caminar por la peatonal Istiklal, en el barrio de Taksim, y allí apreciarán con bastante claridad lo que es ver a una multitud recorriendo las calles.

Y hay varias formas de conocer Estambul. Para esta entrada, vamos a resumirlo en dos puntos: navegar el estrecho del Bósforo y recorrer sus museos y mezquitas. Hay otros puntos que se podrían mencionar por su relevancia: la comida, tomar té, probar los dulces, hacer compras en el Gran Bazar, caminar por las calles de Sultanahmet y Taksim. Estos últimos puntos, francamente, son parte de la experiencia que necesariamente van a tener de la ciudad. Sólo dos datos. Cerca de la zona desde donde salen los barcos que navegan el Bósforo -Eminonu- hay muchos lugares interesantes donde tomar el té; y pueden aprovechar los innumerables restaurantes que, por toda la ciudad y por precios muy razonables, te sirven todo lo que quieras en el plato. Dato importante para lo que sigue: 1 euro cotiza a 2,30 liras al momento de escribir la entrada.

Atardecer sobre la mezquita Yeni

Al igual que en otras ciudades visitadas en el viaje, salir a navegar por ellas es una buena oportunidad para hacer fotos. Y en el caso de Estambul había un tema extra: navegar por un curso de agua que separa Europa de Asia. El recorrido sale 25 liras, y les va a tomar buena parte del día. La empresa que brinda el servicio, Sehir Hatlari, sale de Eminonu con rumbo a Anatoly Kavagi. El viaje arranca a las 10:35 horas, llega 12:10 horas, y allí hay dos horas para caminar y almorzar. En la parte superior hay una especie de castillo en ruinas; cerca de allí hay varios restaurantes con una vista muy buena al Bósforo. El regreso es a las 15 horas y llega a las 16:25 a Eminonu. Hay servicio de audioguía, que realmente es útil, y está disponible en español, y sólo cuesta 5 liras. En temporada alta hay otros dos servicios. Un recorrido corto, que cuesta 10 liras, y un recorrido nocturno, que seguramente debe ser muy interesante -si alguien lo hizo, comente.

Y a la hora de hacer fotos, otro punto importante es la Torre Galata, una estructura medieval de casi 70 metros, que tiene vistas excelentes de la ciudad -la foto que abre la entrada fue tomada desde la torre. La entrada cuesta 12 euros, y suben en ascensor, así que ni siquiera tienen que esforzarse para subir. En la parte superior hay un restaurante, por si les interesa gastar. Lo interesante de la torre es que tiene vistas en 360 grados sin obstáculos alrededor, así que vale la pena la visita. De allí pueden seguir camino a pie si quieren recorrer la zona de Taksim.

El otro punto relevante de la ciudad es recorrer sus mezquitas y museos. Nos alojamos a pocas cuadras de la mezquita Azul, así que temprano en la mañana ya escuchábamos las oraciones a través de los altoparlantes. Para ingresar a las mezquitas no hay que pagar nada, y únicamente hay que seguir dos reglas: quitarse los zapatos al entrar -los podemos tener con nosotros en bolsas que nos dan en el ingreso- y quedarse en la zona reservada a los turistas.

Hagia Sophia

Los museos son el otro gran tema. Estambul tiene algunos de los más interesantes que he visitado. Nosotros fuimos a dos. En primer lugar, al Hagia Sophia, cuyo interior pueden ver en la foto que se encuentra sobre el párrafo. Se trata de un museo que fue una catedral cristiana ortodoxa entre 360 a 1453; luego, una mezquita, hasta que fue convertida en museo en 1931. Por ello, es muy interesante ver la mezcla de estilos en el interior, y la manera en que, durante muchos siglos, se ocultaron las imágenes cristianas en el edificio. La entrada cuesta 25 liras, pero la audioguía cuesta 15 liras más. La recomendación: alquilen la audioguía, tiene mucha información interesante para el recorrido, que está bien señalizado en el interior. Además, tienen dos entradas para auriculares, así que dos personas pueden usar el mismo dispositivo sin problemas. Está cerrado los lunes.

El segundo museo fue el enorme Topkapi, el palacio de los emperadores otomanos. La entrada cuesta 25 liras, pero hay que pagar 15 liras más si se quiere ingresar a la zona del harén. No resulta simpático tener que pagar dos veces, pero el recorrido por los edificios del harén compensa con mucho el pago. Las habitaciones y aposentos en esta zona del Palacio, construidos entre el siglo XVI a XIX, son de una belleza notable, en particular por la decoración. El resto del palacio cuenta con diversos tipos de salas, muchas de ellas dedicadas a las joyas de los emperadores. En nuestro caso, fuimos un domingo y había muchísima gente. La recomendación es ir otro día. Topkapi cierra los martes; el resto de los días abre de 9 a 17 horas -entre abril y octubre está abierto hasta las 19 horas. El harén tiene otros horarios: de 9 a 16 horas -y hasta las 17 horas de marzo a octubre. La audioguía también cuesta 15 liras.

Atardecer sobre la mezquita

Anuncios

próximo puesto

Atrás puesto

7 Comentarios

  1. Martín Enero 4

    Muy buen post! Estoy yendo en julio para Turquía, obviamente visitsré Estambul. Alguna zona recomendada para hospedarse? Gracias!

    • Jorge Gobbi Enero 7 — Autor de artículo

      Nosotros nos quedamos en Sultanahmet, que es la parte más antigua y pintoresca de la ciudad (y en cierta medida, la más turística). Mucha gente opta por quedarse en Taksim, que es más moderna y donde hay más vida nocturna.

      • Martin Enero 8

        Si, por lo que lei esas son las dos opciones. Pero creo que es una experiencia un poco más “auténtica” hospedarse en Sultanahmet. Muchas gracias por el dato!

  2. Pilar Enero 10

    Interesantísimos los tips del viaje. Los tomaré en cuenta para cuando viaje en septiembre. ¿Podrías recomendar alojamientos?
    Te vuelvo a decir que las fotos son bellísimas, dan ganas de volar ya!!
    ¿Hiciste Capadocia, también?

    • Jorge Gobbi Enero 11 — Autor de artículo

      Nosotros nos quedamos en el Hotel Historia, que tiene un precio bastante conveniente para lo que ofrece. Además, queríamos alojarnos en la zona de Sultanahmet. No hay que esperar precios más bajos que otras grandes ciudades europeas. Por lo que vimos, los valores de departamentos vía AirBNB en zonas como Sultanahmet o Taksim son bastante caros, en línea con Roma o París. No fuimos a Capadocia por falta de tiempo, son más de 700 kilómetros y merece llegar con algo de tiempo.

  3. Nati Bainotti | Mi vida en una mochila Enero 15

    Me senti muy identificada con eso que decis de “sentirse zamarreado de los hombros y arrojado a un espacio donde colores, olores y sabores te mantienen despierto todo el tiempo”. Cuando fui a Turquia, hace ya dos años, mi primer lugar fue Estambul, y me senti asi por varios días. La sensación de estar alerta todo el tiempo y queriendo absorber todo lo fantástico que pasa alredor, es increíble. En mis casi tres meses en Turquía, escuchar todos los días los llamados al rezo, el olor a kebab y pimienta, los colores de los pañuelos que usan las mujeres para cubrirse la cabeza, y la amabilidad y la hospitalidad de la gente del lugar (sobretodo porque siempre me alojé con gente local) calaron profundo en mi, y no hicieron más que dejarme esas ganas incontenibles de querer volver por más.

Dejar una contestacion

© 2017 Blog de Viajes

Tema de Anders Norén