Grand Place

Nota: entrada en construcción, más tarde agrego algunos datos que faltan

Bruselas es otro tipo de apuesta en el marco del turismo en Bélgica. Brujas y Gante tienen una propuesta arquitectónico que remite a varios siglos atrás, pero ese marco se da en Bruselas casi con exclusividad en la hermosa Grand Place. Aquí los temas son otros, y la capital más bien se define por otros elementos. Algunos de ellos en el rango de lo icónico, como el Manneken Pis, y otros ligados a lo cultural, como la presencia constante de la historieta a través de murales y las muchas librerías dedicadas al tema. Otro punto, que no lo exploré por falta de tiempo, es la parte dedicada a los edificios de la Unión Europea, que tiene a Bruselas como su sede principal. Si entre los lectores alguien le dedicó tiempo al tema de la parte llamada, con mucha simplicidad, “Europa”, puede agregar los datos en los comentarios.

La primera recomendación es la Ruta de la Historieta, o Comic Route, un recorrido por más de 30 murales por la ciudad. Desde ya, hay más de uno dedicado al personaje más conocido de la historieta belga, que es Tintín. Pero también hay de otros personajes, no necesariamente creados por autores belgas, como Lucky Luke, Asterix o el Corto Maltés -por desgracia, el mural del Corto estaba demasiado lejos del centro. Desde ya, también hay un museo dedicado a la historieta. Como llegué a Bruselas el domingo y estuve el lunes más que nada, no pude visitarlo porque estaba cerrado.

Lucky Luke, Mural

Para los interesados en Tintín, hay otros dos puntos muy relevantes para visitar. En el centro de Bruselas, a media cuadra de Grand Place, tiene la Boutique de Tintin; y a unos 50 minutos de tren, el Museo Hergé (que cierra, como muchos museos en Bruselas, los lunes).

El lado icónico viene a través del Manneken Pis. Si no lo conocen por el nombre, la foto les va a resultar familiar.

Maneken Pis

Tal vez la foto no lo sugiera, pero el Manneken Pis apenas mide 50 centímetros, pero está en la ciudad desde 1618 aproximadamente. El nombre es bastante directo: es una deformación del dialecto de Bruselas, que llamaba a la estatua Menneke Pis, que es simplemente “niño que mea”. Y el niño que mea aparece por todos lados, como pueden ver en las fotos que se encuentran debajo.

Manneken y belgian fries

Waffles y Maneken Pis

Otro punto de Bruselas son sus hermosas galerías de compras. La más cercana al centro es la Galeries Royales Saint Hubert, en donde pueden encontrar muchas chocolaterías, tiendas de historietas y una librería especializada en cine.

Desde ya, algunas actividades interesantes en otras ciudades de Bélgica, como tomar cerveza y comer chocolates tienen plena vigencia en Bruselas. Pero pueden sumar los waffles, que son realmente impresionantes, en particular las versiones dulces. Combinan frutos rojos con chocolate, y son deliciosos. También hay locales dedicados a la venta de waffles salados, que están rellenos de pollo, salmón y verduras.

Y un detalle: la Mafalda Straat, en el camino que va de la Grand Place al Manneken Pis

mafalda straat

Anuncios