No trespassing

Quienes escribimos en un blog desde hace varios años, de manera regular, hemos presenciado ya unos cuantos cambios en el mercado de publicaciones en Internet. Pero uno de ellos es muy relevante en nuestro trabajo diario: la creciente fragmentación de las plataformas de publicación. De tener uno o dos blogs pasamos a tener un blog más un número indeterminado de cuentas en múltiples servicios Web de publicación de fotos, videos, textos, geolocalización, y la lista sigue.

La pregunta es: ¿realmente vale la pena suscribirse a semejante cantidad de servicios Web? ¿Qué aportan a nuestro trabajo como bloggers? Y aquí hay una serie de cambios interesantes, en particular en los últimos 3 años. Durante algún tiempo, los servicios Web facilitaban mucho la posibilidad de publicar contenido y usarlo fácilmente en tu blog. Flickr, Picasa o YouTube, por poner dos ejemplos, son realmente útiles como plataformas en relación a nuestro trabajo diario en un blog. Pero muchos otros servicios ya no lo son tanto. Facebook, Twitter, Tumblr, Pinterest, Google+, etc, tienen más la concepción de cerrarse sobre su propia red. Son útiles para contactarse con los lectores, para encontrar información, pero menos relevantes como complemento de la tarea de publicación del blog.

Los servicios Web pueden ser evaluados de acuerdo a dos puntos. Por un lado, porque facilitan nuestro trabajo en el blog. Por otro, porque simplifican el contacto con los lectores / usuarios y la búsqueda de información.

Y aquí me gustaría considerar otra tendencia, que se puede ver sobre todo en las redes sociales verticales que apuntan al mercado de viajes, como Gogobot, Trippy o Wipolo: cada vez le prestan más atención a su integración a Facebook, y menos a sus herramientas abiertas hacia terceros sitios, como blogs. Es parte de una tendencia a integrarse en “jardines vallados” cada vez menos fáciles de integrar con servicios independientes. En lo particular, no es una tendencia que celebre. En parte, porque me formé con otras prácticas de publicación; por otro, porque creo que esa fragmentación hace cada vez más difícil recuperar la información valiosa para organizar experiencias de viaje.

Entre las tendencias de Google y sus algoritmos que cada vez privilegian más los grandes sitios comerciales y sus propios contenidos, por un lado, y las tendencias al “jardín vallado” de las redes sociales y de información, a los blogs les sigue perteneciendo el espacio de integrar múltiples contenidos en plataformas abiertas, tanto a buscadores como a redes sociales. Una tarea complicada, particularmente cuando se publica de manera independiente.

Anuncios