La sombra

Algunos días atrás, nos ocupábamos de Twitter en este blog, para señalar que todavía nos falta encontrar un uso realmente innovador de esta plataforma en el segmento de los viajeros. Justo en estos días, el blog Gadling publicó una entrada sobre usos de Twitter en el mercado de viajes (los enlaces al final de la entrada) así que vale la pena retomar algunos puntos de la discusión.

Si chequean la lista de Gadling, van a encontrar que una buena parte parte de las propuestas más interesantes hacen un uso adecuado de Twitter, y se concentran en el tiempo real. Esto es, en lugar de publicar enlaces a entradas o replicar un feed RSS, apuntan a ser un canal de información sobre temas puntuales, como vuelos, ofertas, etc. De esa manera, los usuarios pueden buscar el perfil de Twitter de las compañías aéreas, hoteles, etc, y averiguar por las informaciones más recientes. Una estrategia de ese tipo tiene que estar complementada, claro, con una política de respuesta de preguntas y dudas, y también para manejar a los usuarios que quieran quejarse.

El punto débil que encuentro por ahora tiene que ver con cómo manejar la información en tiempo real cuando no se trata de una empresa, y nos referimos a destinos. Hoy podemos usar un buscador para encontrar entradas de blogs, o textos en sitios Web, pero es bastante complicado encontrar a viajeros que se encuentren en determinadas ciudades para poder hacer consultas. En particular, porque creo que la gran ventaja de Twitter es concentrarse en la información muy reciente.

En ese espacio, el de la dificultad de obtener información en tiempo real de los destinos, se abre una buena posibilidad para los servicios oficiales de turismo de las distintas ciudades. Transformarse, por ejemplo, en la fuente de consulta y búsqueda de información de determinada ciudad es un punto importante. Claro que eso implicará tener un buen ritmo de publicación y responder consultas en todo horario, y además manejar un buen volumen de fuentes de consulta y datos.

Para consolidar los datos, hay mejores plataformas, como los blogs o las guías de viajes. Una posibilidad es explorar la idea de combinar nuestros tweets con materiales que provienen de otras fuentes. Para ello se puede usar una plataforma como Storify, por ejemplo. Sigue sin solucionar el problema de la búsqueda, pero es una buena salida en el caso de que necesitemos consolidar datos en un único espacio.

Más en Is Twitter The New Travel Agent? en Gadling. En este blog, Twitter y el mercado de viajes: en busca del tiempo real y la información

Anuncios