Foursquare llega a la versión 5.0

Uno de los caminos más acertados que pueden seguir los servicios Web es acompañar los usos de sus usuarios. Twitter es un gran ejemplo: pensado como una red circunstancial basada en los SMS, los usuarios la convirtieron en una red de información. Tiempo después, los mismos desarrolladores de Twitter llevan adelante los cambios en su servicio Web para enfocarse, justamente, en esos puntos -se puede ver claramente en el último rediseño, concentrado en facilitar el proceso de descubrir tendencias generales, además de la información compartida por nuestra red de contactos. Este punto es incluso explotado por aplicaciones de terceros, como pasa con los lectores sociales de noticias -Flipboard, Zite, y una larga lista.

Foursquare ya hace tiempo acompaña esa tendencia de seguir el camino de los usuarios. Y si bien en un primer momento esta red social basada en la geolocalización más bien se enfocó en las posibilidades de monetizar vía las promociones en los locales, los últimos rediseños enfatizan cada vez más el tema de las recomendaciones y tips que dejan los usuarios. Algo que sigue uno de los usos más comunes de Foursquare: utilizarlo desde el celular para descubrir lugares cercanos. Mucho mejor, claro, si la recomendación viene de parte de alguno de nuestros contactos.

Esta estrategia basada en las recomendaciones permite a Foursquare saltar un punto débil de toda red de geolocalización: los temores de los usuarios, por cuestiones de seguridad, a revelar su ubicación en tiempo real. Las recomendaciones, fotos, consejos, likes, quedan allí y se integran con las colaboraciones de otros, y ya no dependen del tiempo real ni de revelar nuestra ubicación. A Foursquare la estrategia le sirve para acumular más información pública interesante para ofrecer. Y busca acelerar el crecimiento de una red que tiene mucho potencial pero que no ha crecido tan rápido como podía esperarse. A tal punto que el año pasado Instagram, en apenas meses, la sobrepasó como la mayor red social basada en dispositivos móviles.

El nuevo rediseño, o “versión 5.0”, hace mucho más simple el acceso a datos y recomendaciones-y, al momento de escribir esta entrada, sólo estaba disponible para iOS, pero supongo en las próximas horas aparece para Android y Blackberry. Junto a las listas y fotos, enfatizan algunos usos interesantes para los viajeros y bloggers, que pueden exportar mucha de esta información hacia sus blogs -algo que contamos en Cómo usar las listas de Foursquare en tu blog y Lima y los recorridos: mapas, Tripline y Foursquare. Y todo ello sin necesidad de querer reinventarse en una guía de viajes basada en la geolocalización de los usuarios, como quiso hacer el fallido experimento de Gowalla.

El desafío de Foursquare es lograr que su base de usuarios crezca a mayor velocidad. Y un punto es convertirse en LA red social de recomendaciones para dispositivos móviles, que incluso sea consultada por aquellos que no producen contenidos ni dejan opiniones sobre los sitios -a ellos apuntan los likes y otras opciones que simplemente implican hacer un clic y nada más. Un espacio que podría posicionar a Foursquare como un gran intermediario para el acceso a la información sobre lugares públicos, restaurantes, bares, y mucho más.

Anuncios