Instagram

Si teníamos que pensar en algún servicio Web o aplicación que contara con muchas posibilidades de alcanzar el suceso vía el camino independiente de Twitter, no había muchos nombres para ofrecer. Tumblr está en ese camino hace tiempo, y no le va nada mal. Luego podíamos pensar en, a lo sumo, Pinterest. Pero había otro gran candidato: Instagram. Más de 30 millones de usuarios, 5 millones de downloads de su aplicación para Android en apenas una semana, eran todos números bastante impresionantes. Obviamente, ya todos saben que Facebook abrió la billetera y se quedó con una aplicación con una de las comunidades más activas y participativas de la actualidad.

A Facebook le va muy bien en su terreno de las redes sociales, sobre todo cuando pensamos en los usuarios que lo usan desde una PC. Pero no es justamente la primera opción en el terreno de los móviles. Allí, la simplicidad de Twitter e Instagram ganaba terreno. Para empeorar el tema, las apps de Facebook en los móviles no son justamente un ejemplo de funcionamiento ágil. Al final, más que nada usamos la app de Facebook en el móvil para responder mensajes privados y no mucho más. Para publicar fotos y demás, hay mejores opciones. La compra de Instagram le permite poner el pie en el terreno de los dispositivos móviles con una interfaz que no revoluciona nada, pero que funciona más que bien.

Tras la compra de Instagram hubo muchas reacciones por parte de los usuarios. Desde quienes hablan de decepción y ganas de abandonar Instagram, hasta los que sostienen que ahora hay muchas más oportunidades que de la comunidad crezca gracias a las posibilidades de inversión de Facebook. Al menos por ahora, en los anuncios hechos tras la operación de compra de Instagram, se aclaró que la aplicación continuaría como un espacio independiente -o sea, no sería cerrado como paso con Gowalla, que de todos modos ya había perdido la pelea con Foursquare por el principal lugar en el espacio de las redes sociales basadas en geolocalización.

A pesar de los anuncios de “todo sigue igual”, podemos hipotetizar que al menos se van a producir una serie de novedades o de, al menos, la profundización de algunas políticas de Instagram. En primer lugar, disponibilidad de su aplicación para más plataformas -con Windows Phone como próximo paso bastante previsible. Dos, mayor integración con Facebook, un camino que de todos modos Instagram ya estaba recorriendo. Tres, el ingreso de la publicidad en el timeline de de Instagram -si, no creo que muchos se pongan contentos con este tema, sobre todo porque Facebook no es justamente el ejemplo de combinar publicidad con respeto por sus usuarios.

Tema que se habló poco ayer, pero supongo va a ser relevante en las próximas semanas: ¿cómo cambiarán las condiciones de uso y la propiedad de las imágenes en Instagram ahora que quedó en manos de Facebook? Tema a seguir.

Por ahora, las consecuencias más visibles del anuncio, al menos para los usuarios de Instagram, es que en las últimas horas ingresaron muchos nuevos usuarios, y que seguramente ganaron seguidores nuevos. Para ver otras consecuencias habrá que esperar al menos algunas semanas más. Y para haclar de aciertos o errores, seguramente habrá que esperar al mediano plazo.

En Instagram me pueden encontrar con el usuario jorgegobbi.

Anuncios