Shadows and Fog

Desde hace un tiempo, los países agrupados en la Unión Europea (UE) están impulsando el cobro de tasas para las aerolíneas, dentro del esquema de ETS (Emission Trading Scheme), que obliga a las empresas a compensar sus emisiones de dióxido de carbono. Por cierto, el esquema cubre todo tipo de empresas, pero las aerolíneas presentan una particularidad: se aplica también a compañías que tienen sus sedes en otros países, y que sólo operan en los aeropuertos europeos. El tema se ha transformado en bastante conflictivo, en particular por la resistencia de Estados Unidos, China y Rusia, entre otros, de pagar la tasa.

El conflicto ha escalado bastante en las últimas semanas. Hay todo tipo de amenazas en la mesa de negociación entre la UE y otras naciones. Desde la suspensión del permiso de volar en Europa para las aerolíneas que no paguen la tasa, hasta la denuncia de las políticas de la UE ante la Organización Internacional de la Aviación Civil (OACI) de Naciones Unidas y la imposición de cargos extra a las aerolíneas europeas. Rusia, por ejemplo, amenaza con cobrarle a todas las aerolíneas europeas que sobrevuelen sobre Siberia, en el caso de que el ETS se siga aplicando.

El tema está bastante complicado, y en las próximas semanas puede haber un buen número de novedades, en particular si ninguno de los dos sectores se aviene a negociar alguna de sus posiciones.

Algunos enlaces para leer sobre el tema: The Economist (inglés); un resumen sobre ETS tomado de Wikipedia (inglés); más una selección de artículos académicos sobre el tema (en inglés)

Anuncios