España y Brasil, las políticas de la reciprocidad

El tema ya tiene varios años: la poco amigable relación entre Brasil y España, a partir de la expulsión de turistas brasileños en aeropuertos españoles desde 2008. Tras varios años de medidas de reciprocidad poco claras, Brasil ha dado a conocer un documento donde quedan en claro los requisitos. Y que son casi una copia de las exigencias españoles con los sudamericanos: mínimo de dinero diario en efectivo o con tarjeta de crédito, pasaje con regreso, carta de invitación o reserva de hotel confirmada, entre otras cosas. Lo que no figura como obligatorio es el seguro de salud, que si es requerido a los viajeros sudamericanos que llegan a Europa. Las medidas comenzarán a aplicarse desde el 2 de abril. La parte más polémica seguramente es que la política de reciprocidad se aplica únicamente a los españoles, pero no a viajeros de otros países europeos.

El tema está desarrollado en el blog De Viaje a Brasil. Pueden ver más datos en la entrada del sitio brasileño Estadão (en portugués). Queda claro que el gobierno brasileño ha decidido subir la apuesta en el tema de la reciprocidad, sobre todo ahora que se vienen una serie de eventos muy relevantes para el turismo en ese país, como el Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos. Y que, tras la crisis económica europea, los flujos migratorios han cambiado.

En Sudámerica, Argentina, Brasil y Chile tienen en vigencia tasas de reciprocidad. Y aunque hay muchas críticas en contra de estas políticas, lo cierto es que por ahora ninguno de estos países ha visto caer la llegada de turistas internacionales por estos cobros, y han crecido a la par de otras naciones sudamericanas que no han implementado tasas de reciprocidad. Al menos en mi opinión, creo que en el mediano plazo el tema se va a concentrar, sobre todo, en el tema de la apreciación del tipo de cambio de los países sudamericanos, que encarecen los precios internos para los viajeros internacionales.

Anuncios