Río Chubut

Durante 2011, aparecieron en el mercado varias aplicaciones, mayormente para iOS y Android, que buscaban repensar la interfaz de publicación para adaptarlas a los dispositivos móviles. Hay varias opciones, pero hay varias muy destacables, como Path, Oink y Stamped. En cierta medida, el intento es lograr llevar la simplicidad de Twitter a la publicación de todo tipo de contenidos, y no sólo texto. Algunos ya han comenzado a adaptarse; el rediseño de la aplicación de WordPress para móviles, por ahora en la versión para Android, busca simplificar el proceso de publicación en los blogs.

El problema que tenemos por ahora con muchas de estas nuevas aplicaciones es que insisten en modelos de apertura muy limitada. Algunas de ellas permiten exportar hacia Facebook, Twitter y otras plataformas, pero no tienen ningún código para publicar en blogs o en herramientas de publicación que podemos mantener en un servidor propio. Es un tema importante, ya que para muchos de nosotros los blogs han evolucionado hacia dos direcciones: como plataforma de publicación de contenidos especializados y más elaborados, o como centro concentrador de distintas iniciativas en la Web. Si las nuevas herramientas de publicación no te dan opciones de republicación en tu blog, van a causar problemas a la estrategia del “hub concentrador”.

A medida que más y más usuarios usan los dispositivos móviles como una herramienta usual de publicación, las plataformas más complejas van a comenzar a tener problemas. Les pasa a los blogs -y por eso empresas como WordPress le están buscando la vuelta-, y a las redes sociales como Facebook y Google+. Los dos últimos casos son interesantes: su mayor utilidad es cuando los usamos desde la PC. A diferencia de la interfaz de Path, por ejemplo, que concentra todas las funciones de publicación en un punto, en Facebook y Google+ hay que ir navegando por menúes que pueden ser muy simples de utilizar en una notebook, pero que son poco prácticos en la interfaz de un celular. Seguramente durante 2012 vamos a ver rediseños bastante profundos de la interfaz de muchas redes sociales y servicios de publicación, para adaptarlos cada vez más a la publicación desde móviles.

Para los viajeros, el tema de la simplicidad de la publicación desde móviles no es una mala noticia. Se simplifica mucho la posibilidad de dar a conocer contenidos cuando estamos lejos de casa. El mayor problema no viene, de todos modos, por ese lado. Más bien, la cuestión son los altos costos del roaming y la fragmentación del ecosistema de aplicaciones, que muchas veces te obligar a duplicar el mismo contenido en varios lugares. Un desperdicio de tiempo ocasionado, desde ya, por las estrategias de limitada apertura de muchas de estas aplicaciones, que quieren lograr que los usuarios publiquen únicamente dentro de los límites de sus propios servicios Web.

Y mañana tendremos cuarta parte, dedicada al tema de la fotografía, con dos puntos centrales: la emergencia y consolidación de nuevas plataformas de publicación, como Instagram, y el crecimiento de la relevancia de los smartphones como reemplazo de las cámaras compactas.

Anuncios