Pollocking Santiago 1

Hace un par de semanas (enlaces al final), me ocupaba sobre cómo las empresas del sector de viajes estaban recuperando la iniciativa en Internet. En particular, debido a que lo publicado por los usuarios les sirve a las empresas para conocer gustos y tendencias; para hacer, digamos, una “consultoría en tiempo real”. Sin embargo, que el sector de compañìas recupere más control sobre ciertos aspectos del mercado no significa volver los relojes atrás. Muchas cosas cambiaron en estos últimos años, en particular a la hora de pensar las relaciones entre mercado de viajes, medios sociales y conversación en Internet.

Uno de los puntos más interesantes es que, para tener esta consultoría en tiempo real, es necesario que los usuarios conversen o publiquen sobre ciertos temas. Pero no con fines de branding o promoción de destinos; si lo que es necesario es conocer sus gustos e intereses, no te queda otra que estimular la conversación y dejar que hablen. Y ese es todo un problema para los productos con problemas, y que temen enfrentarse con las opiniones de los usuarios. Recuerden las reacciones negativas de muchas compañías frente a los primeros sitios de revisiones de productos. Había más temor por lo que los usuarios dirían que por usar el producto de esa conversación como parte de los insumos para pensar una estrategia de marketing.

Como planteaba semanas atrás, el espacio de los medios sociales ya rebasó el simple interés de los usuarios; hoy se articula crecientemente con las necesidades y estrategias de las empresas. Algo que puede verse en los casos de Facebook y Foursquare y cómo usan los datos generados por los usuarios para permitir que otras empresas definan acciones de marketing.

Entre el puro abordaje de marketing y la concepción de las redes sociales y la conversación como formas cada vez más asentadas de control social, hay un enorme abanico de temas que podemos pensar sobre el futuro de los medios sociales en el segmento de viajes. Cuestiones que tienen usos determinados en el mercado turístico, aunque muchos de estos cambios superen largamente los límites de cualquier mercado vertical.

Entradas relacionadas

Usuarios, viajes e Internet: el mercado turístico recupera la iniciativa

Anuncios