Google lanzó una nueva red social, que se llama Google+, y comenzó a permitir el envío de invitaciones. Pude usarla algunas horas, y una evaluación bastante preliminar sobre su utilidad para el mercado de viajes implica al menos pensar en dos mercados bastante diferentes.

Para viajeros: al menos en su encarnación inicial, Google+ es una herramienta de comunicación para grupos, que en este caso se llaman “Círculos”. Como basta con arrastrar el avatar de un contacto y soltarlo sobre el círculo, se pueden armar de manera muy sencilla grupos de discusión o de intercambio de información. Por ejemplo, grupos para armar un viaje, o para discutir sobre un destino. A eso hay que sumarle una funcionalidad llamada “Hangout”, que permite crear salas de videoconferencia con las personas de ese círculo. Para intercambio de información entre usuarios aparece como una opción interesante. Como se integra a nuestro perfil en Google, se incluyen los enlaces a otros sitios externos, pero no toma las publicaciones de manera automática. En la parte de fotos, por ejemplo, las imágenes más accesibles son las que subimos a Picasa. De esa manera, se pueden compartir álbumes de fotos sin demasiados problemas. En resumen: grupos de conversación fáciles de armar, donde se puede compartir textos, fotos, videos y publicaciones geolocalizadas, más álbumes de fotos vía Picasa.

Google+

Para empresas: por ahora, Google+ no tiene tanto interés. En tanto está orientado a grupos específicos, no tiene la potencialidad de las fan pages de Facebook. De todos modos, al permitir grupos definidos por intereses o temas en común, puede ser interesante a futuro para las empresas que, como las de viajes, trabajan en sectores económicos bien determinados. Algo de eso está en la visión de Google, porque armaron una parte llamada Sparks, que permite definir nuestros temas de interés. Pero esta parte parece ser una especie de “Google News” de temas específicos, que se pueden compartir con nuestros contactos, antes que una selección de temas publicados por los usuarios de Google+.

Un punto interesante es Google+ aparece pensado, de entrada, para ser usado desde los móviles. No tiene aplicaciones, más bien apuntan a que nos conectemos vía el navegador del teléfono. Al menos en iPhone y Blackberry funciona de manera decente (la interfaz en el primer caso es un poco más refinada), aunque seguramente los usuarios de Android tendrán sus ventajas. Las publicaciones pueden ser geolocalizadas directamente desde el navegador.

Primera evaluación de Google+: si es adoptada de manera masiva, es una herramienta de comunicación grupal que puede facilitar el intercambio de información entre usuarios. Pero, por ahora, y a pesar de que Google+ permite una segmentación por temas e intereses como indica la funcionalidad Sparks, no tiene demasiado atractivo de marketing para las empresas del sector, y por ese lado no representa una competencia a Facebook. La clave, en todo caso, pasa por la adopción masiva, o no, de Google+. Si se tiene en cuenta los fracasos anteriores de Google, como Buzz y Wave, hay razones para ser escéptico.

Por cierto, las invitaciones por ahora están deshabilitadas, aunque supongo que en las próximas horas estarán disponibles nuevamente.

Anuncios