Touch down.

En 2010, a pesar de los problemas de cenizas volcánicas en Europa, las ganancias globales de las aerolíneas fueron de alrededor de 18 mil millones de dólares. Este año, la estimación de la International Air Transport Association (IATA) habla de ganancias que no van más allá de los 4 mil millones de dólares. ¿Los motivos? Motivos de desastres naturales (Japón) y políticos (Medio Oriente, Norte de África) pero sobre todo el alza de los costos del petróleo.

Como el precio del barril de petróleo está hace tiempo entre 100 y 110 dólares, las estimaciones ubican en 176 mil millones de dólares los gastos por combustible por parte de las aerolíneas. Eso es un aumento de 10 mil millones de dólares con respecto a 2010. Y explica la mayor parte de la caída de las ganancias. Y a eso hay que sumarle que la tasa de ocupación de los aviones está por debajo de las cifras de 2010.

Más información sobre el tema en The Economist.

Anuncios