Localizacion

La semana pasada, en la entrada Los dispositivos móviles y las nuevas formas de contar historias, enúmerabamos algunas aplicaciones que se concentran en la relación entre publicación y movilidad, como Instagram, Soundtracking y Socialcam. Todas ellas combinaban distintos tipos de soportes -audio, video, fotos- para contar historias (o brindar la posibilidad de contar historias) desde dispositivos móviles. Pero es interesante pensar en que marcos se van a insertar estas aplicaciones en el futuro, y hacia donde van las tendencias generales en el tema de publicación y movilidad.

Desde ya, no nos queda otra, por ahora, que plantear el tema a partir de algunas hipótesis. La primera es acerca de los cambios en la manera en que Internet permite crear comunidades. Hasta aquí, el rasgo predominante estaba marcado por la afinidad de gustos. Muchos usuarios se reunían en determinadas comunidades para discutir temas que los unían. Pero la extensión en el uso de dispositivos móviles permite con mayor facilidad crear comunidades virtuales que pueden compartir, como rasgo en común, la presencia en un sitio. Así, concentraciones de personas en recitales, manifestaciones, o simplemente lugares de residencia, permitirán crear comunidades a partir de la geolocalización de sus publicaciones. Lo cuál es un tema relevante para el mercado de viajes.

Durante décadas, consultar información sobre ciudades implicaba conversar con especialistas, chequear medios, leer guías de viaje. De a poco, sumamos Internet, y la posibilidad de hacer consultar en foros, blogs y redes sociales. Y ahora, con la masificación del uso de los dispositivos móviles, cada vez es más factible el poder hacer consultas directamente en el lugar a las personas que viven allí, o a otros turistas. Claro, el tema era como ubicarlos. A medida que las comunidades virtuales basadas en la geolocalización se perfeccionen y agreguen funcionalidades, seguramente podremos encontrar otros usuarios cerca a los cuáles hacer consultas. Ya hay un ejemplo que ha tenido bastante prensa en los últimos días: Color, una aplicación que permite agrupar a todas las personas que han tomado fotos en un determinado radio espacial, y crea álbumes colaborativos. No parece demasiado descabellado pensar que una idea así se puede extender a textos, videos, y otros contenidos. Veremos si esta posibilidad de contactarse con otros usuarios en comunidades virtuales de muy corta duración en el tiempo pueden llevar a crear una nueva capa de información sobre los destinos. Por ejemplo, para poder hacer preguntas muy concretas sobre la zona en la que nos encontramos, o hacer recomendaciones. Una forma de generar información hiperlocal sobre un destino, y que tiene como principales consumidores a los turistas.

Ya hay, claro, quienes vienen trabajando en el tema. Twitter y Facebook hace tiempo que vienen impulsando la publicación de mensajes geolocalizados, pero falta por ahora una interfaz que permita aprovechar de manera más sencilla esa presencia de otros usuarios cerca de nosotros.

Claro que no hay que ser muy ingenuo en este tema. La creación de comunidades virtuales basadas en la geolocalización pueden implicar interesantes posibilidades de compartir información entre los usuarios, pero a las empresas de Internet les interesa como una nueva capa de venta de servicios y publicidad. Lo cual no tiene mucho de sorprendente; desde hace tiempo, esa tensión entre uso por parte de los usuarios y oportunidades comerciales recorre la mayor parte de las nuevas aplicaciones y servicios que aparecen en Internet. Y aparecen otras problemáticas asociadas al tema de la geolocalización, como la seguridad de los usuarios, un tema importante, en tanto lleva a muchos a evitar usar este tipo de aplicaciones.

Aun así, estas comunidades virtuales basadas en la localización se podrían articular con una tendencia que hace tiempo ya se ve entre los viajeros: a buscar información y consultar en la Red mientras se encuentran en el lugar, y ya no sólo antes de salir de casa. Ahora, si estas posibilidades de crear información se transforman en una nueva capa de datos para los turistas es algo que recién sabremos en algún tiempo.

Anuncios