Viajeros y locales: sobre el orgullo y las generalizaciones

La fila

Algún tiempo atrás, Gary Arndt hizo un resumen de algunas de las cosas que había aprendido tras tres años de viaje. Me interesa en particular una de ellas: que la gente está orgullosa del lugar donde nació o donde eligió vivir. Al menos, mayormente orgullosa.

Es un tema interesante para quienes escribimos de viajes. Por lo general, siempre asumimos que quienes nos van a leer son los turistas y nunca los locales. Y cuando éstos últimos lo hacen, no siempre reaccionan con buen humor frente a las descripciones del lugar donde viven o nacieron. No hay, en todo caso, necesidad de dejar de ser sincero frente a las impresiones que uno tiene de una ciudad o país, pero no viene mal tener un poco de juicio crítico sobre lo que escribimos.

En primer lugar, evitar las generalizaciones sobre colectivos nacionales o regionales. Es bastante común encontrar en textos de viajes que se habla de “latinoamericanos”, “europeos” u otras generalizaciones similares, y a partir de una serie de supuestos de sentido común y algunos hechos puntuales, se hacen teorizaciones muy discutibles. Lo primero que deberíamos evitar es el uso de ese tipo de colectivos en plan “homogeneizador” y negador de las diferencias, ya que generalmente se usan para confirmar prejuicios y creencias previas del escritor.

Dos, tener en cuenta que estamos de paso, y que nuestro conocimiento del lugar que visitamos es bastante limitado. Claro, siempre podemos hacer investigación previa, pero en muchos textos de viajes se evidencia un escaso conocimiento del lugar. Incluso se pueden encontrar textos donde se habla sobre las características de un país, aunque el turista / escritor jamás salió de la burbuja de tours y taxis pedidos por teléfono.

Tres, evitar las generalizaciones a partir de incidentes o temas aislados. Por ejemplo, hacer afirmaciones sobre las características de una nación a partir de un hecho puntual, como un mal viaje en una aerolínea o problemas con los taxistas. Lo importante es reunir más datos, y no dejarse llevar por impresiones aisladas.

Cuarto, aprender a editar. Queda un poco mal arrancar con una entrada negativa sobre un lugar -y lo digo por experiencia propia. Nadie dice que no publiquemos esas experiencias negativas, pero podemos aprender a escribir textos más balanceados y justos, donde aparezcan los hechos negativos y positivos. Al fin y al cabo, rara vez un viaje tiene únicamente aspectos positivos o negativos únicamente. Siempre (o casi siempre) es una combinación de los dos. Ser crítico no implica ser arbitrario.

Aún así, no podemos dejar de reconocer que escritores de viajes, turistas y locales no pueden coincidir con su lectura de la ciudad o país. Lo viven, a partir de sus prácticas, de manera diferente. Pero eso no impide que puedan charlar sobre esas diferentes lecturas.

¿Se les ocurre alguna precaución más a la hora de lidiar con el orgullo de nativos y residentes? Como siempre, pueden dejar sus comentarios debajo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Viajeros y locales: sobre el orgullo y las generalizaciones

  1. Definitivamente de acuerdo. No se puede generalizar si tal o cual país, nacionalidad o comunidad es mejor o peor que otras. Cada quien tiene sus excepciones negativas y no porque experimentemos un hecho negativo en un país determinado tiene que ser así siempre¡
    En muchas circunstancias, determinado tipo de inmigrante condiciona con prejuicios la imagen del país de origen de esas personas. Es el caso de cierto peruanos tanto en Argentina o en Chile, por ejemplo, que con sus actos al margen de la ley dan mala imagen a los peruanos. Simplemente el país debe actuar con todo el peso de la ley y luego expulsarlos por indeseables.
    Sin embargo hay muchos peruanos que no tienen la exposición mediática pero hacen muchas cosas positivas y contribuyen con su trabajo en el país donde emigraron.
    Sin embargo si hay rasgos que son compartidos por determinadas comunidades o habitantes de un país. Por ejemplo en términos generales podemos decir que los peruanos somos muy receptivos con los turistas y con aquellos extranjeros que deciden vivir en el Perú o ya en el plano de las costumbres, la comida peruana tiene en estos años, un boom por la calidad, variedad y exquisitez de sus platos.
    Gracias por permitirnos comentar y un abrazo a todos.. para aquellos que deseen saber algo más de Perú, su gente y sus costumbres; les invitamos a leer nuestro blog http://ecoaventuravida.blogspot.com

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.