Skip to content

Los turistas y la velocidad de las ciudades

Sidewalk rage

“Sidewalk rage” es el nombre que en Estados Unidos identifica a la ira que sentimos cuando nos topamos con esos caminantes demasiado lentos. Nos ponemos impacientes, pero a veces no podemos pasarlos porque no hay espacio suficiente en la vereda. Es la molestia que sentimos cuando en el metro / subte, por ejemplo, alguien ocupa el lado izquierdo de la escalera mecánica y no camina sobre ella. Digamos que es la versión pedestre del “road rage” o “ira de las carreteras”, y que hace que muchos conductores de auto se vuelvan especialmente irritables cuando se encuentran detrás del volante.

¿Y qué tiene que ver esto con un blog sobre turismo? Que de acuerdo a una nota publicada en The Wall Street Journal, entre los caminates más lentos y molestos en las ciudades se encuentran los turistas. Por ejemplo, ejecutan ciertos comportamientos que llevan a que los habitantes de la ciudad se molesten, como interponerse en el paso de los peatones para tomar fotos, o revisar enormes mapas, o simplemente se dedican a mirar todo con más atención.

Por suerte, los turistas no son los únicos que causan ira. Los que hablan por celular mientras caminan suelen aminorar el paso, y además se distraen del entorno. Consecuencia: atraer la “ira de los caminantes” hacia ellos (visto en la cuenta de Twitter de Daniel Granatta).

Anuncios

2 thoughts on “Los turistas y la velocidad de las ciudades Leave a comment

  1. Hola Jorge. Justo tuve la “suerte” que me haya pasado eso en Nueva York el año pasado. Pleno Times Square.

    Recibí algunos insultos, algunas quejas y refunfuneos por detenerme a sacar fotografías y buscar calles en especial. Lo acepté, pero igual me cayó muy mal.

    Por suerte aquí en Uruguay, donde vivo, no pasa eso ni de casualidad. Claro, te parás en medio de 18 de Julio en hora pico y la gente ya se quiere ir a la casa. Y eso solo es en Montevideo.

    ¿Conocés algo más del paisito?

    Saludos Jorge, que tengas buen término de jornada.

    Aníbal

  2. Sí es cierto que muchos turistas tienden a formar grupos y obstaculizar el paso. Concretamente los grupos que circulan como ovejas en plan masa son un buen ejemplo.

    Particularmente no me detengo para permitir la foto del turista. Es el viajero quien debe esperar.

Ya comentaste?

A %d blogueros les gusta esto: