En las últimas semanas, se han desplegado por todos los aeropuertos de Estados Unidos los “escáneres de cuerpo completo”, pensados para que la máquina de rayos X nos revise de la cabeza a los pies. La polémica es que las imágenes obtenidas muestran partes íntimas, lo que muchos consideran violatorio de nuestra privacidad. Nos podemos negar a pasar por el escáner, pero los empleados de seguridad están autorizados a hacer revisiones bastante agresivas, que pueden incluir el tocar pechos, entrepiernas y lo que se les ocurra. Por ello, en las últimas semanas se ha desatado una campaña bastante fuerte en medios y redes sociales, y que exigen el derecho a negarse a pasar por los escáneres.

Debajo, tienen una interesante infografía de cómo ha ido evolucionando la seguridad en los aeropuertos estadounidenses. Muchas de estas medidas también se toman en aeropuertos de todo el mundo, así que muchas cosas les van a resultar familiares aunque vivan en otras zonas del mundo (gracias @kullock por pasarme el dato)

TSA Gone Wild
Via: Criminal Justice Degree

Anuncios