Storify, otras formas de contar historias

Uno de los puntos más interesantes de los blogs sobre viajes, pero también de otros soportes de publicación, es la posibilidad de dar a conocer contenidos que no siempre aparecen en otros medios. Pero también se trata de un espacio muy fragmentado, donde buscar materiales interesantes es algo complicado y un tanto cansador, algo que saben todos los que tienen que investigar sobre destinos a visitar.

En ese espacio fragmentado, aparece un tema importante: la posibilidad de editar contenidos de otros, a través de distintas herramientas online. Algo cada vez más simple de hacer en la Web, donde los contenidos abundan pero hay pocos espacios de consolidación y selección de materiales relevantes.

Un ejemplo interesante, y que puede ser interesante en campos como el de viajes y turismo, es Storify, un sitio que permite tomar fuentes de múltiples soportes -sitios de fotos, videos, Twitter, blogs, y la lista sigue- para crear una “historia”. Si bien sus usos aparecen en primer lugar como “periodísticos” y orientados a temas de actualidad, también puede ser un espacio para consolidar contenidos sobre destinos o tendencias de viajes. Esas “historias” creadas en Storify luego puede ser exportadas a otros sitios mediante el “embed”, un código que te permite usar el producto en tu propio blog, por ejemplo.

¿Habrá oportunidades en el futuro para aquellos que se destaquen más por la selección y edición de materiales, antes que por la producción desde cero de los contenidos? ¿O más bien estamos hablando de un espacio complementario, donde edición y producción más bien sumarán perspectivas sobre hechos y temas antes que aparecer cada uno por su lado?

Aquí aparecen, claro, temas que tienen que ver con los usos de los contenidos en Internet. Una cosa es el “remix”, o usar los contenidos de otros para crear nuevos productos, a partir de contextualizarlos con otros y agregar nuevas relaciones. Y otra, claro, es el simple “cut and paste” que sabemos que desgraciadamente está muy extendido en la Red, y que no va más allá de copiar textos sin agregar valor alguno.

Por cierto, Storify está disponible por ahora sólo mediante beta cerrada, pero se puede solicitar una invitación, y esperar algunos días hasta que llegue la invitación.

Anuncios