Delta 737-700

En los últimos años, las aerolíneas se han visto bajo presión para mejorar sus ingresos, debido a que muchas de ellas mostraban números en rojo, en particular en Estados Unidos. Como parte de ese proceso destinado a mejorar los balances, las compañías comenzaron a reestructurar sus programas de millas. El objetivo es lograr tener más asientos para vender.

Como parte de esos esfuerzos, las aerolíneas estadounidenses están cambiando sus programas de recompensas, y cada vez ofrecen más productos para canjear sus puntos. El objetivo: que los clientes prefieran llevarse chocolates o cámaras de fotos antes que querer obtener asientos en un vuelo.

Y el tema no parece ir tan mal para las empresas; en 2009, la cantidad de recompensas de millas por vuelos cayó un 10,3% en Estados Unidos.

Más sobre el tema en The New York Times.

Anuncios