Aplicaciones moviles: hora de los destinos

El lunes, en Guías de viajes en Internet, del papel a la aplicación comentaba como las guías de viaje se estaban transformando en aplicaciones para bajar a dispositivos móviles, y eso las alejaba cada vez más del modelo de las guías en papel. Al incorporar contenido multimedia, actualización permanente, comentarios de los usuarios y más, se estaban construyendo en relación con el modelo colaborativo de la Web.

Pero sería poco feliz limitar estos cambios a las guías de viaje. La idea de las aplicaciones como el modelo más extendido de consumo de información en dispositivos móviles tienen también una razón bien puntual: la económica. Cuando viajamos fuera de nuestro país, usar Internet desde el celular es exponerse a tarifas carísimas de roaming, que además son bastante poco transparentes. Salvo que tengamos la suerte de poder optar por planes internacionales de costo fijo, no sabemos cuanto terminaremos pagando. Las aplicaciones, que se pueden consultar offline nos permite el acceso a la información sin necesidad de estar conectados todo el tiempo. Y podemos dejar las actualizaciones para cuando encontramos una red WiFi.

Y aquí aparece el punto que me interesa: ¿cuántos destinos en nuestra región están desarrollando aplicaciones para dispositivos móviles? Tener una buena página Web es muy relevante; tener una versión mobile también. Pero los visitantes, que son quienes podrían usarla, difícilmente vayan a usarlo desde su celular debido a los costos. Y son, justamente, uno de los usuarios a los que apuntan las página de los destinos -tanto las oficiales como las extraoficiales.

En los próximos meses, no se sorprendan si de a poco comienzan a encontrar más aplicaciones para viajes que vayan más allá de las guías comerciales de las empresas y los servicios metereológicos, horarios de vuelos, etc. De a poco, vamos a comenzar a tener más y más guías oficiales de destinos, y otros servicios basados en la proximidad. De a poco, habrá que comenzar a pensar en cómo crear contenido y materiales para esta forma de consumo de información sobre destinos.

La inspiración para la entrada salió de una charla con Edgardo Regatky (@eregatky) sobre medios sociales y todo eso

Anuncios