Construction Traffic on I-376

En Gran Bretaña, algunos comienzan a plantear que el tema del tráfico y el mantenimiento de carreteras tiene, a largo plazo, una solución realista: “pay-as-you-go”, o “quien más usa el auto, más paga”. Al menos, eso aparece en una nota publicada en el diario inglés The Independent, y es planteado por Stephen Gleister, de la RAC Foundation. La idea no es demasiado nueva; Tim Harford desarrolla una posición similar en uno de los capítulos de El Economista Encubierto. La idea de fondo es que aquellos que más usan el auto y más kilómetros recorren de todas maneras tienen costos similares a los que viajan menos -al menos, en patentes, impuestos y otras cosas- y transfieren más costos a la sociedad -bajo la forma de polución, congestión, desgaste de carreteras, etc. Por lo tanto, parece razonable instalar alguna forma de pago que compense ese impacto, y que puede implementarse a partir de sistemas de GPS o similares.

De más está decir que una solución de ese estilo lejos está de parecerles razonables a quienes tienen que viajar mucho en auto o vehículos por razones de negocios o transporte de bienes. Pero a la vez, las grandes ciudades ya no pueden soportar el crecimiento del tráfico sin colapsar en los horarios de mayor afluencia de autos. Alguna solución hay que buscar.

Desde ya, es un debate interesante, pero que seguramente se va a dar en el mediano plazo. Pueden leer sobre el tema en The Independent. También “El Tráfico urbano”, capítulo 4 de El economista encubierto, de Tim Harford, Buenos Aires, Planeta, 2007.

Anuncios