Global Voices Summit 2010 (by morrissey)

Pasaron casi dos semanas del regreso de Santiago, Chile, pero no había tenido tiempo de sentame y contar algunas de las cosas que quedaron del Global Voices Summit que se celebró en esa ciudad. Para quienes no conocen sobre Global Voices, les cuento que se trata de una organización que lleva adelante un sitio que cubre buena parte del mundo desde la perspectiva de los blogs, redes sociales y otras herramientas de publicación en Internet. Está estructurada como una ONG, y su funcionamiento es solventado por donantes. La mayor parte de quienes se desempeñan escribiendo artículos y traduciendo lo hacen de manera voluntaria -por ejemplo, en mi caso colaboro como voluntario desde marzo de 2006. La idea de fondo es cubrir en igualdad de condiciones lo que pasa en todo el mundo, ya que la agenda internacional de las agencias de noticias suele estar dominada por los acontecimientos en las naciones más desarrolladas.

El Summit es el evento que cada 18 a 24 meses reúne a una buena parte de los voluntarios, editores y directores de Global Voices -estos últimos son los únicos rentados en la organización- en algún lugar del mundo. Hay participantes de más de 60 países, así que la reunión es increíblemente diversa en cuanto a perspectivas. La ocasión anterior se había dado hacia fines de julio de 2008 en Budapest, Hungría (y lo conté en Global Voices en Budapest, un resumen). Son 4 días, de los cuáles los dos primeros son abiertos al público, y los 2 últimos son reuniones internas. En esta ocasión, se desarrollaron entre el 6 al 9 de mayo en Santiago, Chile.

Los dos primeros días se enfocaron en muchos proyectos interesantes. Desde los que están trabajando en el tema de transparencia informativa de la política -hay varios proyectos interesantes en Chile, por cierto- hasta la cobertura de desastres y la búsqueda de financiamiento. Se presentaron además las iniciativas que obtuvieron microfinanciamiento por parte de Rising Voices -aquí tienen una lista de proyectos financiados. Cabe destacar que en los dos primeros días la capacidad de la biblioteca de Santiago, donde se llevó a cabo el evento, estuvo completa, y hubo que agregar más sillas en los costados para que entraran todos los asistentes.

Los dos días finales se concentraron discusiones sobre el funcionamiento de Global Voices; el tema del financiamiento de la organización y presentación de los números; los proyectos asociados a Advocacy -la parte dedicada a la pelea contra la censura en Internet- y Lingua -los esfuerzos ligados con el tema traducción-; y la coordinación para eventos globales, como el mundial de fútbol que sucederá en pocas semanas en Sudáfrica. En lo personal, me pareció muy interesante poder compartir discusiones con los compañeros de GV en la región de América Latina, pero eché de menos una buena idea de la edición anterior como los encuentros entre diferentes regiones -que te dan una perspectiva muy diferente de cómo se trabaja, que artículos se seleccionan para traducir y otras problemáticas.

Si quieren leer más en español sobre el Summit, pueden chequear en la página oficial en español del encuentro. Los dos primeros días fueron cubiertos con blogging en vivo, que estuvo a mi cargo, y pueden chequear en este enlace. También pueden encontrar mi perfil en GV en inglés y español.

Anuncios