Atardecer en Santiago (by morrissey)

Debe ser el recorrido turístico más conocido de Santiago: la visita al cerro San Cristóbal, en la zona de Bellavista. Para llegar hasta allí en transporte público, deben bajar en la estación Baquedano, por donde pasan las lineas 1 y 5 de metro, y muchos buses por la avenida O’Higgins. Luego, tienen que cruzar el río Mapocho, y caminar unas cuatro cuadras por la calle Pio Nono. Al final de ella se encontrarán con el cerro; hay que ir hacia un castillo, donde se encuentran las boleterías. El boleto ida y vuelta en el funicular sale 1400 pesos chilenos, algo menos de 3 dólares.

Desde arriba del cerro hay una muy buena vista de Santiago, en particular si el día está soleado. Si suben por la tarde, podrán observar un interesante atardecer, como pueden ver en la foto que abre la entrada. También observarán el smog que hay sobre la ciudad, producto de la falta de corrientes de aire, ya que la ciudad se encuentra ubicadas entre montañas. De hecho, hay un sistema de alarmas de calidad del aire, por el cual, cuando se pasa un determinado límite, el transporte particular puede ser limitado severamente para no empeorar la contaminación.

El funicular (by morrissey)

En la cima del cerro hay una gran estatua de la Virgen María, que por las noches es iluminado con luces azules, como pueden ver debajo. Por cierto, tomarle fotos nocturnas es la única manera de evitar que aparezca en tus fotos una enorme antena para celulares que se encuentra a unos cientos de metros de la figura. También hay una iglesia.

La virgen (by morrissey)

Desde el cerro hay también un servicio de teleférico, que los conduce hacia otras zonas del cerro, pero se encuentra cerrado hasta el mes de julio, ya que está siendo renovado.

Por cierto, si suben con el funicular en un buen día de fin de semana, y bajan hacia la noche, encontrarán una buena fila de personas esperando. Si quieren evitar esto, pueden bajar caminando, o llamar a un taxi -hay carteles con el teléfono junto a la parada del funicular.

La zona de Bellavista, donde se encuentra el cerro, es además muy conocida por la gran cantidad de bares que pueden encontrar en las calles Pio Nono -más económicos- y Constitución -más caros, pero con mayor oferta. Por ejemplo, en Pio Nono se puede ver a muchas personas comer algunas de las comidas rápidas tradicionales de Chile, como las chorrillanas y los completos acompañados por cervezas Escudo de litro, mientras que en Constitución no hay tantas mesas en las calles, y hay más restaurantes y locales con cerveza artesanal. Por cierto, la Kunstmann vale realmente la pena; sus variedades Gran Torobayo, Cross 5 y Pale Ale son más que interesantes. No son baratas, pero valen la pena. Por el lado de las cervezas masivas, la mejor es la Cristal. La Escudo es muy suave, casi una versión chilena de la Budweiser estadounidense.

Anuncios