Free WiFi (by Charleston's TheDigitel)

Allá por mayo de 2008, le dedicamos una entrada a un informe de HotelChatter, donde analizaban cuáles eran las mejores y peores cadenas hoteleras a la hora de brindar acceso a WiFi. Ya para ese entonces planteábamos un tema que sigo creyendo como central: los hoteles deben asumir como parte de sus obligaciones de buen servicio el brindar conexiones inalámbricas a Internet de buena calidad y que se encuentren incluidas en el precio. Que te quieran cobrar como “extra” el WiFi, cuando se trata de una herramienta de trabajo indispensable para muchos de nosotros. El año pasado, por ejemplo, en un hotel de Mendoza, Argentina, me querían cobrar 10 dólares por día para acceder a Internet desde la habitación -y que evité porque llevaba conmigo mi módem 3G. Comprendo que a veces los sectores de sistemas y otros necesitan mostrar que tienen servicios sobre los cuáles pueden generar ingresos, pero el acceso a Internet no puede seguir siendo concebido como un “opcional”. Pero es ridículo tener acceso gratis y bastante confiable en hostels para mochileros, mientras que en hoteles que cuestan 20 veces más te lo quieren cobrar.

Y este año, nuevamente HotelChatter vuelve a lanzar un informe sobre las mejores y peores cadenas hoteleras en el tema de Wifi. Pueden ver el informe completo en este enlace. Me concentraré sólo en uno de los ítems: las cadenas hoteleras que peor servicio prestan en el tema de Internet inalámbrica. No sólo es por el tema de cobrar. También es por tener un servicio técnicamente deficiente, por carecer de políticas claras al respecto entre los diferentes establecimientos, o por modificar las reglas con asiduidad -por ejemplo, dejar de tener WiFi gratuito en el lobby. Los nombres que aparecen en el listado de los peores pertenecen a los “pesos pesados” de la hotelería: W Hotels, de Starwood; Four Seasons; Marriott; y siguen las firmas.

Lo interesante es que el informe de HotelChatter ya tiene varios años consecutivos de realización, pero a pesar de eso algunas cadenas hoteleras siguen sin asumir el costo que tiene, desde el punto de vista de sus clientes viajeros pero también desde las relaciones públicas, seguir con la política de asumir al Wifi como un extra, o querer cobrar por el acceso desde las habitaciones, o tener la red inalámbrica fuera de funcionamiento por varios días. ¿Será que en 2011 las cosas mejorarán un poco? (Gracias Marcelo Ruiz por el aviso).

Anuncios