Una foto como la que está arriba de este párrafo no es difícil de obtener; se ven paisajes similares desde cualquier avión que sobrevuele áreas sembradas. Pero con esa imagen, a algunos se les ocurren otras ideas, como el caso de Jim Conaway, se le ocurren otras ideas:

Con las fotos que toma desde el avión, Conaway luego compone cuadros que toman como base los dibujos que el hombre y la naturaleza se han encargado de crear. La imagen que está arriba pertenece al cuadro “Seep”, basada en la primera foto, tomada en los cielos de Nebraska. Desde ya, hay cambios en los colores y tonos, pero la imagen permanece muy similar.

Ya saben: incluso en una actividad tan aburrida como volar, a algunos se les puede ocurrir armar algo creativo (visto en el blog Intelligent Travel de National Geographic).

Anuncios