Get Plugged In (by Rennett Stowe)

Estás en el aeropuerto, y hay que esperar un par de horas para que salga el vuelo. Comienza una de las actividades más usuales para muchos usuarios: encontrar un enchufe donde conectar la notebook antes que se agote la batería. En la búsqueda, se revisa desde bares hasta columnas. Algunos aeropuertos tienen “islas” con enchufes, como vi en el JFK de ew York (era una campaña de marketing de una empresa de celulares), pero en otros hay que arreglárselas como se pueda. ¿Y a qué viene todo esto? A que un periodista de The Economist buscaba un enchufe en el aeropuerto londinense de Stansted, y un empleado le comunicó que si conectaba su notebook a alguno de ellos podría ser acusado de robar electricidad.

Y, efectivamente, el empleado tenía razón. BAA, la empresa que maneja el aeropuerto de Stansted, establece que está prohibido conectar equipos no autorizados a los enchufes ubicados en los aeropuertos que maneja. De acuerdo a la compañía, éstos están destinados a los empleados que deben usar máquinas limpiadoras. Y, al parecer, en algunas ocasiones no podían usarlos porque había pasajeros que ocupaban los enchufes con sus notebooks.

De todas maneras, al menos por mi experiencia, jamás me han dicho nada por usar un enchufe en una columna -si, esos que te obligan a estar sentado en el suelo por un buen rato. La nota sobre el tema la pueden chequear en The Economist. La foto que abre la entrada fue tomada por Rennett Stowe y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios