Feeling Connected (by armandoalves)

Internet es una red global; o una red con potencialidad global. Como posibilidad, podríamos conectarnos con cualquier otro usuario en cualquier lugar del mundo con apenas contar con algún dato puntual como el correo electrónico, o encontrar su perfil en una red social, o hallar su blog en un buscador.

Pero un tema es la potencialidad, y otra es el uso real. De a poco, cada vez basamos más nuestro consumo de noticias, nuestra navegación y usos de Internet en un grupo bastante reducido de contactos. Ese es el aspecto donde la “capa social” de los sitios de la Web ha tenido más éxito: ha logrado que nuestros usuarios amigos nos orienten en una red llena donde hay una hiperabundancia de contenidos. A veces basta con chequear los enlaces que nuestros contactos comparten en Twitter o Facebook para contar con un rápido panorama de las principales novedades del día.

Podríamos hipotetizar, entonces, que los usos de la Red son cada vez más locales y concentrados en nuestra “comunidad de contactos”, lo cual es una muy buena noticia para sitios como Facebook y Twitter, pero no tan buena para otros como Google. Es que, aunque conserva su lugar como principal fuente de tráfico para muchos sitios, pierde ese lugar de “única fuente relevante de visitas”, en tanto las redes sociales ganan su espacio.

Como ya ha pasado antes con otros cambios en la Red, no necesariamente estamos hablando de una modificación completa de la Web. Los buscadores van a seguir siendo la elección obvia a la hora de buscar ciertos tipos de materiales de investigación o hallar sitios relevantes; pero a la hora de buscar información muy reciente y tendencias de las últimas semanas, sitios como Twitter o Facebook van a ser competidores relevantes. No sólo por su velocidad; también porque la “edición de temas” está realizada por gente a la que valoramos.

Un tema interesante para muchos blogs de viajes, sobre todo si se piensa que muchos usuarios están buscando información muy actualizada de ciertos destinos. Supongo, entonces, que los blogs comenzarán a consolidarse como espacio de contenidos más integrales y elaborados -recorridos completos por un destino, por ejemplo- mientras que las redes sociales serán puntos más visitados a la hora de hallar información muy reciente o hacer preguntas a nuestros contactos, en quienes confiamos, sobre un lugar a visitar.

Aunque es temprano para decir hasta donde llegarán las tendencias de “localizar lo global” en Internet. En particular, porque aún no sabemos cuán permanente será la presencia de muchas redes sociales, y tampoco tenemos muy en claro si los usos de Internet desde los dispositivos móviles, con el crecimiento de las aplicaciones con geolocalización (y realidad aumentada), no nos darán alguna sorpresa en los próximos dos o tres años.

La foto que abre la entrada fue tomada por armandoalves y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios