Travel memorabilia (by alex-s)

Algunos años atrás, una parte del mercado de viajes asumía que Internet iba a hacer desaparecer a buena parte de la cadena de valor. Muchas empresas iban a comenzar a vender de manera directa, y ciertos actores, como los sistemas globales de distribución y las agencias de viajes, dejarían de tener sentido. La relación que primaría sería la de empresa de servicios – cliente, y a otra cosa.

Han pasado los años, y esos intermediarios, por los que muchos no daban un peso un tiempo atrás, siguen allí. Ni los GDS y las agencias de viajes han desaparecido, ni los hoteles y aerolíneas venden todo a través de Internet de manera directa. La cadena de valor ha cambiado, pero las modificaciones no eran tan radicales como las que se anunciaban.

A pesar de sus esfuerzos, las aerolíneas no logran superar un cierto porcentaje como venta directa. Con excepciones, aún venden la mayor parte de sus pasajes a través de GDS, agencias de viajes, y otras compañías de comercialización. Los hoteles, por su parte, deben pelear por un mercado muy fragmentado de consumidores, y necesitan apostar por las redes de comercialización que les permiten mantener un nivel de ocupación importante.

Hay que tomar en cuenta otro punto: muchos “intermediarios” han sabido adaptarse, en mayor o menor medida, a los cambios de mercado. Han aprendido a agregar valor vía la consolidación de una oferta fragmentada; ofrecen servicios de planificación de viajes, en particular para empresas; han diversificado sus estrategias de ventas, para quitar importancia a los segmentos cada vez menos rentables, como el de las aerolíneas y sus comisiones. Hay, claro, los que preferirían retroceder el almanaque una década, y volver al modelo anterior de comisiones, algo que ya no van a poder lograr.

Los intermediarios no se fueron; las empresas de servicios no venden todos sus productos de manera directa; y los clientes no siempre quieren usar Internet para comprar por las suyas. La cadena de valor del turismo ha cambiado de una manera impresionante, pero no tanto como para eliminar secciones enteras. Algunos actores pierden relevancia; otros expanden sus operaciones, como los operadores mayoristas que comienzan a ingresar en los segmentos minoristas; aparecen otros nuevos, mientras la mayoría busca reenfocar su mercado y preservar su rentabilidad. Y en eso van a seguir por los próximos años.

Anuncios