Luego de perder casi 10 millones de libras en sus primeros 18 meses como dueño mayoritario de Lonely Planet, BBC Worldwide puso bajo revisión su inversión a largo plazo en la famosa productora de guías de viajes. Nada de esto indica que vayan a salir de la empresa o ponerla en venta; pero está claro que han decidido revisar la estrategia para hacer rentable la inversión. En octubre de 2007 compraron LP por casi 90 millones de libras, y se quedaron con el 75% de firma. Hoy, seguramente, no recuperarían ese dinero, en el caso de querer vender la editorial. Como parte de las decisiones futuras, es muy probable que BBC opte por sacar a la bolsa a la división Worldwide; de suceder eso, las presiones sobre LP para que comience a ganar dinero de nuevo se van a hacer mucho más intensas.

Con LP hay muchos temas para analizar. En primer lugar, la empresa sigue teniendo como activo más valioso sus guías, que siempre me parecieron las mejor estructuradas del mercado -aunque la calidad de la información entre los distintos países variaba mucho. Son tiempos duros para el “contenido pago”, y eso no excluye a las guías. Muchos usuarios no se sienten muy tentados a pagar por una de ellas cuando pueden obtener tantos datos en Internet, que además pueden ser bastante actuales. Segundo, y clave para el futuro, es que LP fracasó en la mayor parte de sus emprendimientos en Internet. Perdió frente a TripAdvisor el mercado de reviews en Internet. Tampoco logró consolidar una comunidad sólida en algunas de sus propiedades; mientras ThornTree no dejaba de perder visitantes, otras redes sociales y blogs crecían en audiencia.

A esta altura, es claro que LP ha perdido la centralidad que supo tener alguna vez en el mercado de viajes. En Internet, sobre todo, hoy tiene que enfrentar a empresas que han logrado imponer mejor su presencia. Aunque aún tiene uno de los nombres más prestigiosos del mercado de viajes. Lo que no está claro es si le alcanzará ese nombre para recuperar la viabilidad comercial en los próximos años.

Más sobre el tema en Travolution y The Guardian (ambos en inglés).

Anuncios