El inicio del viaje

Baggage with priority tag (by kalleboo)

Cada tanto, al momento de charlar sobre la utilidad de los datos de viajes que se publican en los medios, algunas personas de la industria del turismo suelen decirme que “las notas que aparecen en diarios y revistas son un buen motivador para viajar”. O sea, que su importancia no radica tanto en darle datos concretos al viajero. Más bien, que ante todo sirven para que, al ver las fotos y leer algo del destino, comience a interesarse en él y arranque con el proceso de investigación.

Es una teoría bastante extendida, pero siempre le vi un problema: “motivadores de viajes” hay muchos. Las razones por las cuales una persona decide viajar a un lugar pueden ser muchas: una película, un libro, una persona, una charla. Incluso, puede ser el resultado de largos años de ir analizando que destinos quisiera conocer, a partir de ver y escuchar datos de muchas fuentes.

Frente a ello, creo que la relevancia de lo que aparece en diarios, revistas y blogs no es la motivación para el viaje; es ayudar a la investigación para llevarlo a cabo. Nuestro diferencial es la información, los datos, la posibilidad de hacer preguntas, de compartir conocimiento. De otra manera, no veo cual es la diferencia entre los medios y el cine o la literatura. Las razones que llevan a una persona a elegir un destino son de lo más variadas; pero a la hora de conocer más del sitio, recurre a ciertas fuentes de información específicas, como diarios, revistas, blogs, redes sociales y foros, o agencias de viajes, en el caso de que desee simplificar el proceso de compra.

Por ello, no creo que sea bueno presentar lo que aparece en diarios y revistas como “fuentes de motivación” para el viaje. Su valor debería residir en la calidad de su información, en los datos que le brindan al viajero, en la manera en la que pueden ayudarlo a mejorar la experiencia de viaje. Si hacen eso o no, es algo que pueden opinar todos ustedes :)

La foto que abre la entrada fue tomada por kalleboo y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios

4 comentarios sobre “El inicio del viaje

  1. Yo no creo que haya descartar completamente el papel motivador que pueda tener la literatura turística pero estoy completamente de acuerdo contigo, es tan importante como pueda serlo un libro, una foto, un relato de un amigo entusiasmado o una película (por citar un ejemplo brasileño, la localización exótica de una telenovela de la Globo genera un volumen de viajes a ese destino que ninguna campaña publicitaria o de prensa conseguiría lograr jamás). A los viajeros más avezados no nos hace falta mucha motivación para elegir destino, cuando no es el presupuesto son las fechas de las vacaciones necesarias para visitarlo.
    La frustración se produce cuando el que ya ha elegido su destino y acude a una fuente buscando información se encuentra con que le obligan a retrotraerse a la fase motivación por la cual ya pasó hace mucho tiempo.
    Ya sabemos que es mucho más fácil y da menos trabajo publicar una foto bonita del banco de imágenes de la secretaría de turismo que informar sobre el lugar. Un saludo.

  2. Todo está mediatizado, de hecho hay temporadas en las que se pone de moda una ciudad sin saber muy bien porque. Existen destinos que no están publicitados y son auténticas maravillas.
    Saludos

  3. Fui a Salvador de Bahía en enero del 2007 y creo que hubo varias razones que me hicieron elegir ese destino entre las que destaco: las novelas de Jorge Amado y el haber visto a Narda Lepes en el canal El Gourmet comiendo langosta en una de las islas de la Bahía. Además, por supuesto, siempre escuché hablar de Bahía como el “corazón” de Brasil.
    La desición la tomé de repente, mientras respondía un mail de una amiga con la que el año anterior habíamos ido a Bolivia y Perú, ella me preguntaba “donde vamos este año?” y yo pensé en algo opuesto al viaje anterior: playa, mar y joda… Y me salió sin pensarlo: Bahía. Por cierto, el mejor viaje que hice en mi vida. Hasta ahora, claro, ja.

Ya comentaste?