"Tip" jar (by burningkarma)

Allá por marzo de 2008, escribí una entrada llamada “La cultura de la propina“, donde contaba como muchos servicios en Estados Unidos estaban relacionados con el tema del “tip”. No sólo los mozos esperaban su 15%; también los peluqueros, los que llevan el delivery y los taxistas, entre otros.. Es un tema interesante porque en muchos países se deja propinas menores, y el tema se reduce a los restaurantes y algunos servicios más.

El tema es que estas propinas, en Estados Unidos, ya rara vez son vistas como parte de una “recompensa voluntaria”. Si no piensan dejar propina, mejor llamen al encargado del lugar y expliquen las razones que los llevan a no dejar un dólar. Usualmente, esto se relaciona con un mal servicio. Pero parece que en algunos casos no hay posibilidad de escapar al “tip”.

En algunos lugares de Estados Unidos, grupos de más de seis personas están obligados a dejar una propina del 18%. Así, Leslie Pope y John Wagner formaban parte de un grupo que concurrió a un pub en Bethlemen, Pennsylvania, donde los atendieron muy mal. Esperaron por la comida más de una hora y hasta tuvieron que ir a buscar sus platos y servilletas porque el mozo no los traía. Cuando les trajeron la cuenta de 73 dólares más 16 dólares de propina, se negaron a pagar el “tip”. Desde el pub llamaron a la policía, que los detuvo, y hasta les abrieron cargos, pero éstos fueron retirados, ya que la justicia consideró que no podía considerarse como “robo” (¿?) el no querer pagar propina.

Aquí hay varios puntos para analizar. La primera, el hecho de que la propina puede llegar tanto a desligarse del “buen servicio” que directamente se la asume como obligación del comensal -como en este caso de quienes concurren en grupos de más de seis en restaurantes estadounidenses. Todos sabemos que desde hace tiempo los dueños de los restaurantes tercerizan parte del costo salarial en los comensales, pero ya están llegando un poco lejos. Dos, al parecer los responsables del pub no tienen mucho interés en la desastrosa publicidad que van a obtener por obligar a un cliente a dejar propina por un servicio muy malo -de hecho, ahora todos saben que tienen un pésimo servicio. Y esto no es una suposición: entren a Yelp! y verán la cantidad de quejas que hay -y la mayoría de los que vota apenas les dan una estrella de calificación, sobre cinco.

Más sobre el tema en Gadling. Parece que el tema de la propina en Estados Unidos va a dar bastante para escribir en el futuro. La foto del “tip jar” pertenece a burningkarma y fue publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios