Stand de Brasil, FIT 2009 (by morrissey)

El lunes estuve en la Feria Internacional de Turismo de América Latina (de aquí en más, FIT 2009), que se realizó entre el 14 al 17 de noviembre en Buenos Aires. A simple vista, apenas entramos a la feria, el panorama era muy similar al de 2008. Casi nada de sorpresas, pero no era nada malo el aspecto. Sobre todo después de lo mal que anduvo el mercado turístico argentino en los meses de junio, julio y agosto, debido al tema de la gripe A. Después, me fueron pasando algunos números que confirmaron que las cosas no habían cambiado tanto: la feria tuvo 80 mil visitantes (de los cuales más de 50 mil fueron público general, casi un 5% más que en 2008) pero la cantidad de stands cayó, en particular por la menor demanda en la parte internacional -donde si se notaba menos oferta que otros años, crisis internacional mediante. El espacio de la feria fue de todo modos el mismo -42 mil metros. Como siempre, las partes dedicadas a destinos en Argentina, Brasil y Uruguay estuvieron muy concurridos. Por cierto, los stands argentinos tienen cada vez más escritorios, cualquier turista que se acerque a hacer consultas terminará pasando por una buena cantidad de ellos.

Durante el día, tuve la oportunidad de charlar con Jeanine Pires, presidenta de Embratur, con quien hablé sobre todo de temas de estrategia online para posicionar el destino Brasil. Como me pasaron una buena cantidad de números, dejo el tema para más adelante. También conversé con Tomás Dardet, del Tourist Board de British Virgin Islands, que volvían a estar presente luego de un par de años de ausencia. Y como todos los años, pasé a preguntar cosas por los stands de Perú, los dedicados al sur de Brasil -en particular a los de Paraná, y tengo datos nuevos de Ilha do Mel para publicar en los próximos días. También estuve con la gente de INPROTUR, la agencia de promoción de Argentina en el exterior, y asistí a la presentación de destinos de México.

No pasé por la parte de conferencias, porque preferí concentrarme en pasear por la feria. Y esta vez opté por no llevar el carry on para cargar papeles. Simplemente, volví con algunas cosas que me interesaba traer y listo. En general, noté un clima bastante relajado en la feria, con mucha gente que destacaba que, a pesar del mal año que pasamos, la cantidad de gente y la cantidad de stands era muy buena. El año que viene espero poder dedicarle más tiempo, pero este año quedó en medios de varios eventos y viajes.

Y por último: sigo sin entender porqué se hace tan tarde en el año. ¿Para noviembre no están decididos la mayoría de los viajes de vacaciones de verano? Tal vez alguien pueda sugerir alguna respuesta para explicar el momento del año en que se hace la FIT en Buenos Aires.

Anuncios