Arranquemos por un punto: la Transport Security Airport (TSA) es el organismo encargado de la seguridad de los aeropuertos estadounidenses, y difícilmente sea objeto de nuestra simpatía. Lo más probable es que, debido al tiempo que se pierden en las revisiones en los aeropuertos, no nos caiga nada bien. Pero esto algo que ellos también saben; y las acusaciones que potencialmente se podrían hacer contra ellos (revisiones excesivas, largas filas en los aeropuertos, reglas poco claras, maltrato, etc) tienen muchas posibilidades de ser consideradas verosímiles por muchas personas.

Ahora, vamos al caso. Una blogger estadounidense, Nicole White, escribió que, durante una revisión en el aeropuerto de Atlanta, fue separada de su hijo de 16 meses debido a que la sometieron a un chequeo más puntual, ya que sonó la alarma de detectores de metal. La entrada que escribió, “TSA agents took my son“, es bastante extensa, y describe con mucha precisión el miedo que sintió durante la revisión.

Pero la TSA respondió rápido. En el mismo día, publicaron una entrada en su blog, donde desmintieron las acusaciones. ¿Cómo? Con el video de la cámara de seguridad, donde se ve que la madre nunca fue separada de su hijo. Respuesta contundente, como verán. Y fueron aún más lejos: como el lugar donde se dio el incidente es filmado por nueve cámaras, dieron a conocer el registro tomada por cada una de ellas, además de la versión editada. Por desgracia, los videos no se pueden embeber aquí, pero pueden verlos en la entrada del blog de la TSA.

Round final: la blogger pidió disculpas.

El caso es interesante por varias razones. Primero, porque TSA sabe que no tiene muchas simpatías entre los ciudadanos, y se movió rápido para aclarar el tema. Dos, porque es una muy buena lección para otros organismos y empresas; en Internet, los tiempos corren rápido, y de haberse demorado algunos días más, la respuesta hubiera perdido efectividad -algo que los que se dedican a las relaciones públicas van a tener que charlar de manera muy puntual con sus clientes. Hasta la burocracia debe moverse rápido. Tres, para los pasajeros, ojo con lo que hacen en los aeropuertos estadounidenses, porque te filman desde… 9 cámaras (visto originalmente en The Economist).

Anuncios