Algunos meses atrás, hablamos en este blog sobre Oyster, un sitio que hace reseñas de hoteles, escritas por periodistas especializados, y que se hospedan sin revelar este dato. Más allá de nuestra opinión del sitio, encontré que están haciendo algo que es bastante interesante: tienen una sección llamada “fakeouts”, y que muestra el mismo lugar en un hotel, pero en dos versiones: en los folletos del establecimiento, y en una imagen tomada por ellos.

La foto que abre la entrada es un ejemplo de “fakeout”: un buffet que luce de lo más apetitoso en las fotos, pero que es bastante menos atractivo en la realidad. Lo interesante de los “fakeouts” es que pueden poner en claro uno de los principales “trucos” que usan muchos hoteles: la “fotografía creativa”. Habitaciones que lucen mucho más amplias de lo que son realmente; almuerzos que delante nuestro no recuerdan a los folletos, y muchos otros temas. En muchos casos no puede hablarse estrictamente de “engaño”, pero digamos que las cosas lucen un poco distintas a los folletos, como la imagen que se encuentra debajo:

Por suerte cada vez hay más material publicado sobre hoteles y destinos, así que no se queden con las imágenes que les muestran en los folletos. Busquen un poco para tener una visión más realista del lugar a visitar.

Anuncios