San Francisco (by morrissey)

El mes de julio fue el más complicado en Argentina con respecto al tema de la gripe A. Se suspendieron las clases, muchos trabajadores fueron exceptuados de concurrir al trabajo, y hubo anuncios oficiales sobre un número de potenciales contagiados que se situaba en cien mil o más personas. Sumado a la crisis económica internacional, que ha llevado a que los números del turismo internacional tengan el peor aspecto en mucho tiempo, no se podía esperar nada bueno para las estadísticas de julio, que mostraron una caída anual de algo más del 38%.

Ayer publiqué una entrada con los datos de la Encuesta de Turismo Internacional (ETI), que publica el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Argentina. Hay varios datos para marcar:

* La llegada de brasileños cayó en más del 71%. Por ello, la cantidad de visitantes llegados desde el resto de América y desde Europa los superó en número.

* Se mantiene el saldo positivo dela balanza turística argentina, aunque los números son menores a los del año pasado. Entre enero y julio de este año, la diferencia es de casi 300 mil turistas. En dinero, la diferencia es de algo más de 500 millones de dólares.

* El gasto total por turista internacional muestra una caída de algo más del 43% con respecto a doce meses atrás. El gasto diario por turista es de 68 dólares. Los que más gastaron son los brasileños (114,1 dólares) y chilenos (96,7 dólares), que tienen estadías más cortas.

Para Agosto, los números deberían tener un mejor aspecto. Si bien puede esperarse una caída con respecto a doce meses atrás, el impacto de la gripe A debería ser menor.

Anuncios