747 takeoff (by Simon_sees)

En el último año, la caída en el valor del petróleo y la menor demanda de pasajes por la recesión económica en los principales países llevó a un descenso en el precio de los pasajes aéreos, en particular contra los valores de 2007 y 2008. Pero parece que esa caída se revertirá en los próximos meses, a medida que las compañías aéreas reduzcan la oferta de vuelos para ajustarse a la situación actual.

Si bien hay muchos pronósticos que indican que lo peor de la recesión ya pasó, tampoco hay muchos pronósticos de una rápida recuperación. Entonces, la demanda más débil de pasajes aéreos se va a mantener por una buena cantidad de meses, y por ello las empresas ya están reduciendo el número de vuelos, lo que hará que los precios dejen de caer, o directamente comiencen a subir de nuevo. Esto será más marcado en el caso de los pasajes más económicos, que se agotan antes. La situación, por cierto, se va a dar con más fuerza en Estados Unidos, donde la baja en la cantidad de pasajeros es bastante notable, y en vuelos internacionales fuera de Europa. En esta última región, la fuerte presencia de las empresas de low cost hace que este mercado tenga características bastante particulares.

Entonces: para los próximos meses, se puede esperar una menor oferta de pasajes en el mercado internacional, una demanda aún débil, y precios que muy probablemente vuelvan a subir, aunque no de manera muy exagerada -difícilmente puedan aumentar mucho, en tanto la demanda no acompaña.

Más sobre el tema en Gadling. La foto que abre la entrada fue tomada por Simon_sees y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios