Un par de semanas atrás, a partir de una entrada que publiqué en base a un texto de la revista humorística argentina Barcelona, surgió una interesante cantidad de aportes por parte de los lectores, tanto en el blog como en Facebook, sobre monumentos que compitieran con la Tortuga Manuelita en Pehuajó. Hubo referencias de todo tipo; desde el que “homenajea” a Carlos Monzón en Santa Fe, hasta el que conmemora al Sistema Republicano en Concepción del Uruguay, y varios más. Seguramente podríamos compilar un listado más extenso de monumentos bastante particulares; recuerdo haber visto fotos de, por ejemplo, uno que consistía en un mate gigante. Si tienen más casos de ese tipo que conozcan, como siempre pueden agregar los datos en los comentarios.

Y allí recordé uno de los monumentos que me había llamado la atención hace unos años: el que homenajea al General San Martín, en Quilmes, provincia de Buenos Aires. Las razones las pueden ver en la foto:

Las proporciones, digamos, son un tanto discutibles. Y es bastante sorprendente encontrar al Padre de la Patria de Argentina, en una representación donde aparece claramente empequeñecido. Digo, como corresponde a la imagen de un prócer, su postura en los monumentos y pinturas siempre es segura y de fortaleza. Cuando lo vi, ya hace varios años, me comentaron que hubo intentos de quitarlo, pero que los vecinos de Quilmes habían reclamado que permaneciera en el lugar. Y allí lo van a encontrar, en la zona céntrica de la ciudad. Si alguien tiene más detalles de la historia del monumento, que avise en los comentarios. El monumento, por cierto, fue erigido en 1946, y la placa original de bronce fue robaba y reemplazada por otra de material menos atractivo para los ladrones -debido al valor de los metales, en los últimos años muchas placas de bronce fueron sustraídas en monumentos y lugares públicos en Buenos Aires.

La foto es gentileza de la estrella 2.0 de Quilmes, Marina Torchiari, que muy amablemente tomó las imágenes del monumento para compartirlas con los lectores de Blog de Viajes. Gracias, Marina :)

Anuncios