Bariloche vive entre lamentos y el armado de nuevas estrategias: la epidemia de gripe A que se dio de manera muy fuerte en junio y julio en Argentina causó un fuerte impacto en Bariloche, al causar un fuerte descenso de la llegada de turistas brasileños y de los contingentes de estudiantes que van a festejar el final de curso. Lo malo es que todo pasó en la temporada alta del destino, la de nieve. Ahora, buscan volver a recuperar a muchos de estos turistas, y a atraer a más visitantes argentinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.