P1070360 (by Andrew Wai)

Los últimos años han sido bastante malos para la aviación global. Con algunas excepciones, buena parte de las aerolíneas han dado grandes pérdidas, en particular en países como Estados Unidos. En esta entrada, me interesa ocuparme de uno de los mercados más grandes del mundo: el de India, a partir de una nota muy interesante publicada por el semanario inglés The Economist, y donde se cruzan toda una serie de temas: los impuestos, los subsidios, la oferta y la pobreza.

En el último año, las aerolíneas indias perdieron 2500 millones de dólares, el 25% del total mundial. Y eso que sólo transportan el 2% del tráfico global. El mercado interno está manejado por siete aerolíneas locales, que concentran el 80% del transporte aéreo doméstico.

Y lo que sigue para el resto del año no parece ser mucho mejor. Las empresas siguen en rojo, y han comenzado a demandar una baja en los impuestos internos de la gasolina, que en la actualidad es del 28%. En el resto del mundo, en muchos países el combustible para las líneas aéreas no está gravado o cuenta con tasas mucho menores. Si bien algunos estados indios ya han bajado ese cargo al 4%, los más importantes, y donde se encuentran ciudades como Mumbai y Delhi, no quieren saber nada. Es que, en el esquema impositivo, se cobran cargos al combustible que compran las líneas aéreas, pero se subsidian otros como el querosene, que usan los más pobres. Las aerolíneas han amenazada con suspender sus servicios durante un día, como forma de protesta.

Pero para muchos el tema impositivo es una parte del problema. El otro es que el sector creció demasiado, y hay demasiada oferta. El resultado es que algunas compañían venden pasaje por debajo de su costo para poder ganar mercado. A largo plazo, no es una buena perspectiva.

Lo más impresionante de decir que el mercado indio está “sobreofertado” es chequear cuántos habitantes de ese país jamás han volado: el 98%.

Más sobre el tema en “India struggling airlines: Flight to value” en The Economist, número correspondienta la semana del 8 al 14 de agosto. La foto que abre la entrada fue tomada por Andrew Wai y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios