Hundreds stranded as Ryanair online check-in policy backfires: Ryanair es una de las principales compañìas de bajo costo de Europa, y muy conocida por sus políticas permanente de reducción de gastos operativos, con el fin de mantener tarifas muy económicas. Pero esa estrategia de reducción de costos tiene su lado oscuro. Este fin de semana, la compañía sólo abrió 11 mostradores para 255 vuelos en el aeropuerto londinense de Stansted -la operación de estos mostradores es tercerizada por Ryanair. El resultado es que cientos de pasajeros perdieron sus vuelos a pesar de que habían llegado con la anticipación necesaria al aeropuerto, en tanto no lograron despachar sus valijas antes que saliera el avión. Muchos pasajeros, directamente, pasaron la noche en la terminal. Ryanair va a tener que pensar dos veces su estrategia de reducción de costos, y pagar un poco más al contratista que se ocupa de los mostradores en los aeropuertos… Por cierto, los empleados que despachaban los equipajes terminaron custodiados por la policía.

Anuncios