Capitolio (by morrissey)

La situación del mercado turístico estadounidense se acerca, lentamente, a un estado de “década perdida”. Tras los atentados de 2001, el crecimiento en la llegada de visitantes se estancó, incluso cuando el resto del mundo recuperó el crecimiento entre 2003 y 2008.Y ahora, la mala situación económica está llevando a una caída bastante marcada de los indicadores de uno de los principales segmentos del mercado turístico: la hotelería.

En junio, la ocupación hotelera en Estados Unidos cayó más del 9% con respecto al mismo mes de 2008, y quedó apenas por encima del 61%. El precio promedio del alquiler por un día de una habitación quedó en 96.77 dólares, casi un 10% menos. Y los ingresos promedio por habitación cerraron con números mucho peores: 59.34, más de un 18% menos que en junio de 2008.

Hasta ahora, la mala performance del mercado estadounidense solía tener una excepción bastante marcada: New York, que mostró buenos números, gracias a ser una de las pocas ciudades estadounidenses beneficiada por la mayor llegada de turistas extranjeros. Pero la recesión internacional ya le pasó la factura a New York, donde el valor de alquiler diario de una habitación quedó ligeramente por debajo de los 200 dólares, más de un 30% menos que un año atrás.

La única ciudad importante de Estados Unidos que no salió tan mal fue Washington DC, que registró una pequeña caída en el costo diario de una habitación, y mantuvo una tasa de ocupación cercana al 77%.

Habrá que ver si en los próximos meses el mercado turístico estadounidense comienza a mejorar. Porque, tras 8 años de performance bastante pobre, enfrentar ahora una caída tan relevante marca que estamos frente a problemas que van mucho más allá de lo coyuntural. Y mejor ni hablemos de los eternos números rojos de las principales líneas aéreas de Estados Unidos (visto en Hotels).

Anuncios