Ryanair

Hay que reconocer que Ryanair, una de las aerolíneas de bajo costo más importantes de Europa, siempre se las arreglan para aparecer en los medios sin gastar en publicidad. Y que se la pasan anunciando “innovaciones” para reducir costos o incrementar ingresos. Pero la novedad que se traen ahora es impactante: van a eliminar los mostradores de recepción de equipajes. A cambio, dejarán llevar ilimitadas piezas de mano o “carry on” a los pasajeros, siempre y cuando cumplan con las medidas legalmente autorizadas. ¿Pero como se va a regular el espacio dentro del avión? Cuando se llene todo el espacio reservado a maletas, el resto se enviará a carga. Lo que no me queda claro, luego de leer en varios medios, es si las personas llevarán las maletas dentro del avión, o las dejarán antes de entrar a él para que el personal de la aerolínea se ocupe.

Seguramente algunos de ustedes pensarán que esto debería terminar en un caos dentro de la cabina, con pasajeros buscando guardar su equipaje donde sea. En realidad, la medida apunta a varios puntos. En primer lugar, forzar a los aeropuertos a renegociar sus tarifas por los mostradores y el costo del personal de traslado de equipaje. La aerolínea calcula que ahorrarán 28 millones de dólares por año gracias a la medida. Segundo, es un aliciente para que los pasajeros paguen un extra para acceder antes a la cabina del avión, y así asegurarse lugar para sus valijas. Ese tipo de “extra” ya está vigente hace tiempo. Aunque tal presuposición depende de que los pasajeros lleven con ellos el equipaje hasta dentro del avión.

Las medidas entrarán en rigor el 1 de octubre, fecha en la que los pasajeros sólo se podrán inscribir por Internet, y Ryanair dejará de tener un sector de recepción de equipajes. Francamente, me gustaría mucho saber como harán para implementar este cambio de manera organizada. Más sobre el tema en Jaunted y LA Times. La imagen que abre la entrada pertenece a Bigpresh y fue publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios