En los últimos días, varios medios se han hecho eco de la iniciativa de la Federal Trade Commision (FTC) de Estados Unidos de regular a los blogs, mediante una serie de directivas que ya están en vigencia para los medios en Estados Unidos. La más importante es que los bloggers deberán revelar cuando reciban regalos por parte de las empresas, ya que se considera que eso puede afectar la calidad de los textos que escriban. También deberán explicitar de manera clara si han recibido pagos para escribir entradas sobre determinados productos -los conocidos “posts patrocinados”.

Se puede sostener que se tratan de regulaciones razonables, y que ya son aplicadas en otros tipos de soportes y medios de comunicación. Lo que me llama la atención es que varios de los medios que publicaron esta noticia en Argentina, por ejemplo, se olvidaron de un detalle: ellos no cumplen ese tipo de “regulaciones”, más allá de que estamos hablando de un caso que tiene implicancias legales limitadas a Estados Unidos. En el mercado de periodismo turístico, ya que este blog trabaja sobre ese tema, es bastante común que terceras empresas inviten a los medios para hacer determinados viajes. Y es muy raro cuando este detalle sea revelado a los lectores. Esto es algo que no se limita a las secciones de turismo, por cierto.

Como ya he dicho en otras ocasiones, en condiciones ideales deberíamos considerar que no habría que aceptar viajes pagados por terceros en el caso de notas periodísticas. Es la posición más razonable desde la necesidad de imparcialidad. Pero entiendo que hay fuertes restricciones presupuestarias en nuestros países, y eso lleva a que este tipo de prácticas de aceptar invitaciones se haya extendido. Pero entonces es esencial que se revele el dato de que otra empresa pagó los gastos, en el sentido de las regulaciones que propone la FTC. Y mucho menos que eso se esconda como “enviado especial”. Si piensan que eso afecta la credibilidad de la nota, entonces es hora de rever ciertas prácticas.

Al final, hay que leer de manera oblicua los recuadros de más datos -donde suelen figurar aerolíneas, hoteles y empresas de tours- para hipotetizar quien ha pagado por los gastos del viaje.

Sobre el tema de la FTC y los bloggers, pueden leer en ReadWriteWeb (en inglés)

Anuncios