Algunas semanas atrás, hice referencia a Optifly, un sitio que presentaba una interfaz bastante novedosa a la hora de buscar vuelos más económicos. Y parece que de a poco los sitios tienen que encontrar alguna forma de diferenciarse del resto por algo más que los precios. Un ejemplo interesante es RouteRank, que no sólo busca las rutas más convenientes por tarifas; también calcula el CO2 generado por cada recorrido.

Hay varios puntos destacados de RouteRank. El primero, que los recorridos no se limitan al avión, y combina vuelos con trenes y ómnibus. Luego, permite ordenar las sugerencias por el tipo de transporte, la duración y el precio. Y por un elemento más: el C02, la “huella ambiental” generada por el viaje. De esa manera, los usuarios tienen la oportunidad de seleccionar el tipo de viaje ambientalmente menos dañino. Por cierto, los viajes listados pertenecen a distintos sitios de ventas de tickets. Por cierto, el organizador de viajes Dopplr hace tiempo que tiene una funcionalidad similar.

Como suele suceder con este tipo de sitios, funciona muchísimo mejor si hacemos búsquedas de recorridos en Europa. Si probamos para América Latina, por ejemplo, las opciones se limitarán a vuelos aéreos.

Es de suponer que en los próximos meses aparecerán más sitios que incorporen novedades a la hora de presentar datos, o sumen información que hasta algún tiempo ningún servicio contemplaba. Por cierto, RouteRank tiene un blog para que puedan chequear allí las novedades del servicio.

Anuncios