Qantas 747-300(3) (by planegeezer)

Supongo que muchos de ustedes, al igual que en mi caso, estarán un poco cansados de leer noticias que anuncian “la muerte de…”, como si fenómenos sociales y económicos significativos fueran a desaparecer de un día para otro. Y ahora llega otro anuncio de “muerte”; en este caso, la primera clase de los vuelos aéreos.

Si hay que marcar tendencias, hay una serie de decisiones tomadas por algunas compañías aéreas, y que marcan que el descenso de ventas de los boletos de primera clase no son algo simplemente circunstancial. Ahora se nota un brusco descenso debido a que la crisis financiera internacional le ha pegado más duro a las empresas, que han sido las principales clientes de los boletos más caros. Pero estas flojas ventas parece que han llegado para quedarse por un buen tiempo.

Por ejemplo, la aerolínea Qantas dejó de vender boletos de primera clase en varios trayectos. British Airways no incorporará asientos de primera clase en cuatro de sus nuevos aviones. Y otras empresas, como Continental, Delta, Northwest, US Airways, Alitalia, KLM y SAS podrían tomar medidas similares. Reconfigurar espacios en los aviones podría permitir a las aerolíneas vender más asientos en las clases business y económicas, que hoy aparecen como más demandadas. Habrá que ver si la tendencia negativa de la primera clase se mantiene por tanto tiempo como para justificar el trabajo de modificar la disposición de los asientos en los aviones.

Más sobre el tema en The Economist y The Guardian. La imagen que abre la entrada fue tomada por planegeezer y fue publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios