La música (by morrissey)

El año pasado, mientras daba una vuelta por el aeropuerto de Heathrow, en Londres, encontré en una librería Book of Playlists, de Dorian Lynskey. El libro recopila sus columnas en el diario The Guardian, donde hay selecciones de canciones a partir de un tema determinado. Por ejemplo, la parte de “Vuelos” tiene temas como “Fly me away” de Goldfrapp y “Eight Mile High” de Husker Du. Y la de “viajes por el espacio” selecciona canciones como “Planet Claire” de B-52’s y “Spacelab” de Kraftwerk.

A partir del libro de Lynskey, encontré que había dos puntos interesantes para trabajar. El primero, que no recuerdo haber encontrado muchas listas de canciones sobre viajes, pero en español. Y no recuerdo tantas, así que citaré de memoria -y ustedes pueden sumar sus opciones en los comentarios:

“Viajar” por Lucybell
“Rutas argentinas” por Almendra
“Tren al sur” por Los Prisioneros
“Viajar Lejos” por Los Pillos
“Viajando hacia el este” por La Sobrecarga

El segundo punto es acerca de cómo varían los gustos musicales cuando estás en la ruta o en el aire. En mi caso, paso a escuchar música mucho más fuerte y ruidosa. Creo que el principal motivo son los sonidos exteriores; cuando viajas en avión o en micro, un objetivo es aminorar el ruido externo. Para ello, es mucho mejor escuchar Metallica, Sepultura, Queens of the Stone Age o Eagles of Death Metal que, digamos, Cocteau Twins o Air. Por cierto, descubrí que tampoco hay que terminar en el heavy metal para escuchar música y evitar el ruido exterior. Bien seleccionados, Justice, LCD Soundsystem o Digitalism también son una gran alternativa a la hora de cargar música en el reproductor de MP3. De todos modos, cuando ya no estoy en un avión o el micro, los gustos musicales vuelven al equilibrio de siempre.

Supongo, de todos modos, que a medida que mejoren las capacidades de “noise cancelling” de los auriculares, podremos comenzar a escuchar música menos potente para “tapar” el ruido externo.

Anuncios