The Mexican Border (by ImperfectTommy)

Pocas zonas del mundo deben estar tan vigiladas como la frontera entre Estados Unidos y México. Cada año que pasa, se agregan más tecnologías de detección, que buscan impedir el paso de inmigrantes hacia el lado estadounidense. Pero no sólo innovan los vigilantes; también aquellos que buscan evitarlos procuran encontrar nuevas formas de burlarlos. Al fin y al cabo, en el paso de inmigrantes de un lado a otro hay un gran negocio.

Entre 1990 y 2008, nada menos que 92 túneles fueron encontrados entre México y Estados Unidos; la mayor parte de ellos (57) se conectaban con el estado de Arizona. En muchos casos, los túneles se conectaban con desagues o alguna cañería del lado estadoounidense. Y en los últimos años el ritmo de descubrimiento de nuevos túneles se ha acelerado; durante 2008 no pasó mes sin que se supiera de alguna noticia relacionada con el tema.

A medida que la vigilancia se extrema entre ambos lados de la frontera, parece cada vez más obvio que un túnel es una de las mejores estrategias para evitar ser visto. Sobre todo cuando el gobierno estadounidense sigue empeñado en la idea de construir un muro entre ambas naciones, y en seguir impulsando la estrategia de que sean las mismas autoridades policiales mexicanas las que eviten la llegada de inmigrantes hasta la frontera estadounidense.

Sobre el tema pueden leer la serie de entradas que Subtopia, un blog sobre las relaciones entre urbanismo y estrategias militares de control del espacio, le dedicó al tema:

Tunnelizing Migration 1: The Border Tunnel Capital of North America
Tunnelizing Migration 3: From Headwalls to Super Walls
Tunnelizing Migration 4: An Exploration in Void Reclamation (la parte 2 aún no se ha publicado).

La foto que abre la entrada fue tomada en la frontera entre Estados Unidos y México por ImperfectTommy y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios