Skip to content

Industria aerea: todo muy rojo

American Airlines Approach (by lrargerich)

Hace un par de días la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) dio a conocer los datos del tráfico aéreo correspondiente a febrero de 2009. En comparación con igual mes de 2008, la caída en la cantidad de pasajeros transportados fue del 9,6%. Si se tiene en cuenta que desde enero la crisis económica mundial no ha hecho otra cosa que profundizarse, los datos no son sorprendentes.

Más interesante es desagregar algunos datos. La caída en la venta de pasajes de la clase turista fue de un 8,3%. Pero en business, la elegida por las empresas, fue de un 21,1%. Si bien ya sabíamos que la actual está pegando mucho más duro en el sector corporativo, estos datos marcan que la situación es peor de lo que muchos esperaban.

Y hay más. Si chequeamos las cifras por continente, veremos que las caídas en el transporte de carga son bastante peores que las referidas a los pasajeros. El comercio mundial se ha contraído a una velocidad inesperada, algo que ya se veía claramente en los datos de carga de barcos, y ahora también de la industria aérea.

Y por último, los datos marcan que América Latina ha caído menos que el resto de las regiones, en particular en transporte de pasajeros. Pero en tanto la zona apenas representa el 5% del total mundial, el menor descenso termina por tener una relevancia más bien escasa.

Más sobre el tema en La Nación. La imagen que abre la entrada fue tomada por lrargerich y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios

One thought on “Industria aerea: todo muy rojo Leave a comment

  1. Buen día. Buenos datos. Y preocupante en especial la caída en el transporte de carga. La repercusión de la crisis financiera en el comercio mundial no por esperada se hace menos preocupante. Y ver las cifras, más aún. En fin, esperemos que la industria del turismo, que tiene relevancia en nuestro país (mas no toda la que debería) se vea beneficiada con los precios promocionales de las líneas aéreas que se están observando. Sin embargo, yo vivo en Rosario, y aunque tenemos un aeropuerto, este carece prácticamente de movimiento, por lo que para viajar nos tenemos que trasladar a la capital. Esto encarece notablemente los presupuestos para viajes. Los pocos vuelos que salen de Rosario y de cabotaje o a destinos limítrofes los tiene una línea aérea deficiente que goza de subsidios inexplicables y que incumple sistemáticamente con horarios y frecuencias. Una vergüenza para la que pretende ser la 2° ciudad del país. Saludos.

Ya comentaste?

A %d blogueros les gusta esto: