Turistas que destrozan la naturaleza: una nota de diciembre de 2008, pero que recién encontré hoy. Describe una buena cantidad de comportamientos intolerables por parte de algunos de los turistas que llegan a Bolivia, y que parece que creen que tienen derecho a destruir el patrimonio de ese país. Por desgracia, en muchos casos tienen la activa colaboración de empresas turísticas bolivianas. Un ejemplo increíble: turistas que llevan dinamita desde Potosí para hacer volar sal por el aire en el Salar de Uyuni… Más allá de que son sólo una minoría, es increíble que haya quienes asuman como obvio que tienen derecho a hacer cosas que en su país ni remotamente llevarían a cabo…

Anuncios