Atardecer y espera

A principios de octubre último, el gobierno argentino anunció que comenzaría a cobrar una tasa de entrada “en reciprocidad”. Quienes deberían pagar serían los turistas que llegaran desde países donde los argentinos debían soltar unos dólares para entrar o pedir visa. La medida iba a comenzar a instrumentarse a partir de comienzos de este año.

Y digo “iba a comenzar” porque por ahora no hay ni noticias de que vaya a ser aplicada. O sea, luego del anuncio de octubre de 2008, no se supo más del tema. Como la crisis económica parece tener más que ocupados a los funcionarios, probablemente el tema quedó en un cajón hasta que se les ocurra reglamentarlo. O tal vez ya se olvidaron de él. Y si vamos a hipotetizar, es más que probable que la caída en la llegada de turistas, producto de la crisis financiera internacional, tenga bastante que ver con la no instrumentación de la medida.

Así que si piensan venir por Argentina y temían que les cobraran la “tasa de reciprocidad”, por ahora no hay nada. Ya veremos que pasa en los próximos meses.

Sobre el anuncio original ya habíamos hablado en una entrada anterior.

Anuncios